Pide respeto a libre circulación

La presidencia polaca llama a solidaridad europea

El primer ministro de Polonia, Donald Tusk, cuyo país ostenta la presidencia de turno de la Unión Europea, llamó hoy a la solidaridad de los Veintisiete para hacer frente a la crisis y al respeto a la libre circulación prevista en el acuerdo de la Europa sin fronteras internas Schengen.

Tusk presentó las prioridades de su semestre ante el Parlamento Europeo, en un debate en el que también participó el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, quien dijo "confiar" en la capacidad de Varsovia para "encarar los retos históricos con un liderazgo fuerte y europeísta". El primer ministro liberal polaco señaló que la única forma de salir de la crisis es "con más Europa".

"Yo cuando pienso en Grecia no pienso solo en deuda e infracción normativa financiera, sino en la Grecia de Pericles", señaló Tusk, que apuntó que "dentro de la UE puede haber países más o menos europeístas, pero todos comparten los valores fundacionales".

La receta para salir de la crisis de Polonia pasa por "la solidaridad y la inversión", explicó el primer ministro, cuyo país, el más grande de la ampliación al este de 2004, no ha parado de crecer pese a la crisis financiera de 2008. Tusk destacó igualmente "la importancia de garantizar la libre circulación", un principio que "hay que defender a toda costa".

"Entiendo la preocupación de los que quieren limitar los flujos masivos, pero no creo en la solución elegida", apuntó el primer ministro polaco en referencia a la modificación del tratado Schengen acordado por los Veintisiete el pasado 24 de junio y a raíz de la petición de países como Francia, Italia y Dinamarca.

Tusk también presentó a la Eurocámara otras de sus prioridades como la adhesión de Croacia, la lucha contra el cambio climático y la mayor interconexión de transportes y energía europea.

Los grandes grupos de la Eurocámara, en la misma línea de Durao Barroso, aplaudieron a Tusk por su discurso europeísta y afirmaciones como que "el euroescepticismo solo lleva al nacionalismo y el proteccionismo".

La presidencia polaca de la UE se prolongará hasta el 31 de diciembre, un semestre en el que se espera desatascar el paquete de gobernanza económica europea, cuyas negociaciones están bloqueadas por las discrepancias entre los Veintisiete y el PE por el régimen sancionador para los países que no cumplan los objetivos comunitarios de deuda y déficit.