Unidad exclusiva

Veyron L'Or Blanc: una deportiva pieza de porcelana

Bugatti sorprende con un modelo exclusivo que presenta elementos fabricados en porcelana, pocos días después de que se vendiera la última unidad producida de su emblema: el superdeportivo Veyron.

Decir Bugatti es decir Veyron. ¿Y qué quiere decir Veyron? El automóvil de producción más rápido del mundo. Su velocidad máxima de 407 km/h en un coche de más de 1.800 kilos de peso ha levantado la admiración de los aficionados al motor durante los últimos años. No se trata del típico deportivo que sacrifica el equipamiento interior para perder lastre y ganar velocidad. El Veyron tenía todo lo que un coche de lujo puede tener. Sus 1,6 millones de euros de precio así lo atestiguaban.

¿Por qué hablamos en pasado? Porque hace pocos días, la marca de deportivos de lujo confirmaba que había vendido el último de los 300 Veyron producidos. El testigo lo toma el Veyron Grand Sport, un descapotable sobre el que se ha diseñado este L'Or Blanc, una edición exclusiva con elementos de porcelana, como los embellecedores de las puertas o la tapa del depósito de gasolina, y cuya pintura quiere imitar el efecto visual de este material. También incluye una bandeja para servir caviar.

Aunque degustarlo en un vehículo como este puede suponer un problema. Porque su velocidad máxima también supera los 400 km/h, cifra que se recude "sólo" a 360 si uno quiere disfrutar de un día soleado con su techo recogido. En ese caso, y a esa velocidad, un alisador de pelo sería un regalo más práctico. Menos glamuroso, eso sí. Y de lo que aquí se trata es de ser lo más exclusivo que se pueda.

El Grand Sport incorpora un motor de 16 cilindros en W, casi 8.000 centímetros cúbicos, cuatro turbocomprensores y 1001 CV de potencia gestionados por una caja de cambio de siete velocidades. Es el motor más potente jamás construido en un vehículo de producción. Y el consumo lo siente: 24.9 l a los 100km en régimen mixto, 41,9 en ciudad, y unas emisiones de 596 gramos de CO2 por kilómetro. Poca cosa para alguien que pueda servir caviar en un coche de 1,6 millones de euros.