Alimentación

Nestlé negocia la compra de la mayor repostera china, tasada en 2.200 millones

El mayor grupo de alimentación del mundo vuelve a fijar la vista en el suculento mercado chino. Si el pasado mes de abril Nestlé anunció su intención de adquirir el 60% de la firma de Yinsu Foods, cofabricante en China de los productos Nescafé, la multinacional suiza planea ahora un golpe de dimensiones mayores. Según han reconocido las partes en sendos comunicados, Nestlé negocia la compra de Hsu Fu Chi, la mayor firma de repostería y confitería del país asiático. La operación podría rondar los 3.200 millones de dólares (unos 2.202 millones de euros), de acuerdo a su capitalización bursátil.

De materializarse la operación, se trataría de la mayor compra de una empresa china por parte de una competidora extranjera. Sin embargo, los antecedentes no juegan a favor de Nestlé. Así, Coca-Cola intentó en 2009 hacerse con la mayor fabricante de zumos del país, Huiyan, que también se habría convertido en la mayor compra por parte de una firma extranjera. Finalmente, las autoridades chinas no la autorizaron.

"El grupo ha buscado negociaciones estratégicas con potenciales socios en el sector de la repostería", reconoció ayer la portavoz de Hsu Fu Chi, Christine Sun. Nestlé, por su parte, prefirió no dar detalles al respecto. Los analistas coinciden en que el interés del gigante suizo en el grupo chino no es descabellado. Para empezar, la fortaleza del franco suizo podría rebajar sensiblemente el coste de la operación. Operación, además, que encajaría en los planes de Nestlé, que para 2020 pretende aumentar sus ventas en los mercados emergentes en un 45%.

Finalmente, la adquisición no le supondría al grupo suizo un gran esfuerzo económico, dado que a 31 de diciembre de 2010 contaba con unas inmensas reservas de efectivo (unos 13.000 millones de euros), parte de ellas debido a la venta de su participación en el grupo Alcon.

Con la operación, Hsu Fu Chi busca salir a los mercados internacionales, mientras que Nestlé podría reforzar su presencia en un mercado que mueve anualmente unos 4.100 millones de euros.