Ante las denuncias a las medidas de la UE y el FMI

Alemania defiende la legalidad del rescate del euro

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, defendió hoy ante el Tribunal Constitucional germano la legalidad del fondo para el rescate del euro (ESM) y el programa de ayudas para Grecia de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"En Alemania no se toma decisión alguna sobre medidas para la estabilización de la eurozona sin la aprobación del Parlamento", afirmó Schäuble al inicio del proceso por las denuncias presentadas por un diputado conservador y cinco profesores universitarios contra las medidas de la UE y el FMI para salvaguardar la moneda única.

El jefe del Tesoro alemán destacó que "esto es válido tanto para la prolongación de los créditos del ''KfW'' (siglas en alemán del Instituto Crediticio para la Reconstrucción) para Grecia como para la decisión parlamentaria sobre la ley para el mecanismo de estabilidad" del euro.

"Una moneda común no funciona sin la solidaridad de sus socios", afirmó Schäuble en Karlsruhe, sede en el suroeste de Alemania del máximo tribunal germano, que previsiblemente no dictará sentencia en este caso hasta el próximo otoño.

Esa solidaridad "debe estar ligada a reglas claras y no limitarse a un simple compromiso de asistencia, sino estar igualmente dirigida a eliminar el origen de los problemas", señaló el ministro, quien hizo una apasionada defensa de la Unión Monetaria.

Agregó que "eliminar las causas significa que los países con elevadas deudas y déficit deben consolidar sus presupuestos y suprimir los obstáculos estructurales para su crecimiento. Para que las reformas tengan efectos esos países necesitan tiempo. Tiempo que los mercados financieros no conceden y que los estados de Europa les proporcionan con ayuda financiera bajo estrictas condiciones".

Tras explicar las consecuencias de la crisis financiera internacional para los países del euro y subrayar los beneficios de la moneda única para Alemania, Schäuble afirmó que "todo el mundo está interesado en la estabilidad. Con el euro Europa hace una aportación a la estabilidad global".

"Y con nuestra aportación para la seguridad de la moneda común Alemania cumple -con vistas a la situación económica del siglo XXI- el objetivo del preámbulo de nuestra ley fundamental y cito: ''como miembro de iguales derechos en una Europa unida servir a la paz del mundo''", dijo finalmente el ministro ante el Tribunal.

Los demandantes consideran que el plan para el rescate del euro y las ayudas a Grecia atentan tanto contra la Constitución alemana como contra los tratados de la Unión Europea, ya que las ayudas violan el derecho fundamental de los ciudadanos a participar en la legitimación democrática de esas medidas.

Las demandas han sido suscritas por el diputado conservador de la gubernamental Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera Peter Gauweiler y un grupo de profesores en torno al catedrático de Derecho

Constitucional, Karl-Albrecht Schachtschneider.

Este último ha asegurado con motivo del comienzo del proceso que "la violación de los tratados europeos por las medidas de rescate es evidente".

Otro de los demandantes, el profesor de economía Joachim Startabby, aseguró antes de iniciarse la sesión que su denuncia tiene como objetivo "salvar a Europa", mientras Gauweiler comentó que la situación presupuestaria de Grecia exige medidas radicales como las tomadas en su momento por Argentina o Turquía.

"Declarar una quiebra es mejor que arrastrar a la larga una declaración de insolvencia que, además, es seriamente castigada por nuestro derecho penal", afirmó el diputado de la gubernamental CSU, el único parlamentario alemán contrario al rescate de Grecia y el

programa de estabilidad para el euro.