Aerco calcula una recaudación de 367 millones anuales

Las constructoras medianas proponen una tasa sobre carburantes para conservar carreteras

La Asociación de Constructoras de Obra Pública (Aerco) ha lanzado una polémica propuesta al Gobierno: aplicar un nuevo impuesto sobre los combustibles para los vehículos que circulan por carretera. El objetivo, obtener unos 1.000 millones anuales para garantizar la conservación del firme de estas vías ante las actuales restricciones presupuestarias.

Carrerteras
Carrerteras

La patronal de constructoras medianas, Aerco, propone cobrar entre tres y cinco céntimos de euro por cada litro de combustible que se venda en España con el fin de destinar la recaudación a actuaciones de refuerzo de firme en la red de carreteras. La medida proporcionaría una recaudación de unos 367 millones de euros anuales por cada céntimo que se aplique sobre el combustible. De salir adelante la propuesta de los tres céntimos por litro, la Administración dispararía los ingresos por encima de los 1.000 millones.

El presidente de Aerco, Javier Saénz de Cosculluela, calcula que la red estatal de carreteras precisa una inversión de 350 millones anuales en la atención del firme. Una cifra que se dispara hasta los 700 millones en el caso de las vías bajo titularidad de las Comunidades Autónomas. "La tasa sería finalista y se dedicaría exclusivamente al refuerzo de firmes. Su implantación sería ágil y el reparto del dinero dependería de la cuota de participación tanto del Estado como de las Comunidades Autónomas en la red de carreteras", ha afirmado el responsable de Aerco en un desayuno con periodistas.

El ex ministro socialista valora que la medida garantizaría el correcto estado de las carreteras y salvaría numerosos empleos. Aerco calcula que en España existen unas 350 empresas especializadas en este segmento de la obra pública y que cada una de ellas emplea a una media de 100 personas.

La patronal ha dirigido esta misma mañana una carta con la propuesta al Ministerio de Fomento. Ahora pretende abrir una ronda de contactos con los grupos políticos repersentados en el Congreso para explicarla y buscar consenso en su aplicación.

Según datos que maneja el equipo de Cosculluela, en 2010 Fomento no dedicó ni un solo euro al refuerzo de los firmes. Una ausencia de inversión que se está repitiendo en el presente 2011, según la asociación.

Adelantándose al posible rechazo de los colectivos de transportistas, desde Aerco se afirma que el sector del transporte de mercancías sería el primer beneficiado por los ahorros en tiempo y combustible que se derivan de un mejor estado del firme.

Javier Sáenz de Cosculluela apeló a la responsabilidad de Gobierno y oposición para que no eviten el debate sobre la necesidad de medidas para mantener en buen estado la red de carreteras del Estado. En este sentido, Aerco también pide, de cara a los Presupuestos Generales de 2012, que se alivien los recortes sobre la inversión en infraestructuras y se busquen partidas prescindibles en el gasto corriente para aliviar las cuentas del Estado. "La restricción en inversión productiva apenas alcanza el 40% de su propósito, al dejar de generar actividad que supone ingresos al Estado en forma de IVA, impuesto de sociedades o, simplemente, empleo", zanjó el representante de Aerco.