Niega barajar la eliminación de la tasa

El Gobierno dice estudiar soluciones "de equilibrio" para el canon digital

El Gobierno habría sentenciado el canon digital y estaría esperando el mejor momento para anunciar su decisión, según confirmaron ayer dos fuentes institucionales citadas por el diario 'La Vanguardia'. Las fuentes señalaron que la resolución llevar cerrada varios días y es, en todo caso, anterior a que estallara el escándalo.

La responsable del comité electoral del PSOE, Elena Valenciano, ha asegurado esta mañana en una entrevista a RNE que no le consta que el Gobierno esté barajando la posibilidad de eliminar el canon digital. Valenciano, que sí ha hablado de una búsqueda de "soluciones de equilibrio", desdice así las informaciones difundidas por el periódico la Vanguardia, que apuntan a la supresión de la tasa.

El Gobierno se encontraría negociando además, según el diario catalán, un acuerdo para establecer además un mecanismo presupuestario para compensar a los autores. El canon digital ahora mismo se aplica a todo instrumento tecnológico susceptible de albergar cualquier tipo de contenido audiovisual, desde un disco duro a un teléfono móvil. Recientemente, la industria de las TIC volvió a pedir públicamente su supresión, asegurando que el canon provoca una pérdida de 51 céntimos por cada euro recaudado.

Las fuentes citadas por La Vanguardia apuntan la posibilidad de que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero haya delegado en el vicepresidente y candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, la decisión sobre el momento idóneo para hacer público el anuncio de la eliminación del canon digital, pero éste es un extremo sobre el que las fuentes gubernamentales disienten.

Desde el PP se han hecho eco de la noticia y han apuntado, a través de su portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, que ya exigieron la eliminación del canon digital en 2010, cuando estaba tramitándose la Ley de Economía Sostenible. La explicación a que la tasa se eliminara ahora y no entonces se debería, según el PP, a que el Gobierno está interesado en que sus actuaciones se ajusten a la candidatura de Alfredo Pérez Rubalcaba en las próximas elecciones generales, ante lo que han exigido nuevamente la dimisión del Gobierno.