Cierre de las Bolsas europeas

Sin Wall Street no soy nada

La sesiones en las que como la de hoy no abre Wall Street, forman parte del universo especial.

Son sesiones, casi siempre, lentas, muy aburridas, con bajo volumen. Anestesiadas por completo. Y hoy no ha sido una excepción. El Día de la Independencia nos ha deparado una sesión realmente soporífera en Europa.

Este tipo de días, además suele traer subidas moderadas. Hoy no ha sido posible por una noticia negativa que nos ha marcado desde el principio, especialmente al sectorial bancario.

Me refiero a la afirmación de S&P de que el famoso plan francés, puede significar un default en Grecia. Esto no ha gustado nada al sector bancario. Además todas las noticias siguen indicando que la UE no tiene nada preparado, y todo esto está más verde que la lechuga.

Al margen de lo estrictas que son las compañías de rating con Europa y lo laxas con EE UU, el caso es que esta vez tiene razón. El plan francés es una especie de default sin que se note mucho, con una quita a mil años (es una forma de hablar) sobre la que no se cobran intereses de momento, porque igual al final (lo más seguro) ni se cobran intereses ni se cobra nada.

Mi opinión ya la saben. Esto no va a ser fácil. Ya veremos si no hay una revolución social en Grecia, ya veremos si cumplen el plan de austeridad, ya veremos si no vuelven a inventarse las cifras y ya veremos si la desUE es capaz de llegar a un acuerdo sobre el plan francés o sobre el que sea.

Lo que está claro es que tarde o temprano volverán los problemas y la presión, mientras no admitamos la realidad de que Grecia está quebrada, de que su desmadre superó todos los límites, y de que por muy mal que hicieran las cosas España, Portugal, Irlanda y compañía, nada comparable a lo de Grecia. Por cierto, de presidente del BCE el funcionario de Goldman Europa que estaba allí cuando Goldman diseñaba derivados para aplicar sobre la deuda griega. Aquí ya no hay quien entienda nada.

En cualquier caso es bueno de vez en cuando ver el gráfico del futuro del eurostoxx en diario de largo plazo, para no perder la perspectiva de las cosas.

El gráfico es claro. La madre de todos los laterales. Estamos en el mismo sitio que en el verano de 2.009. Y que en el verano de 2.010. Dos años de riguroso movimiento lateral, y nada nos dice que vayamos a salir de él. Dos años de no pasar nada en realidad.

Interesante artículo de The Wall Street Journal donde se hacen comentarios de Charles Biderman, que ya saben es un analista que me gusta seguir.

Corporations Boost Buybacks, Insiders Stand Back

http://online.wsj.com/article/SB10001424052702304584004576419810650604404.html?mod=googlenews_wsj

En el artículo se comenta, algo de lo que ya habíamos hablado en los últimos días, el fuerte incremento de las recompras de acciones propias por parte de las compañías.

Más del 60% por encima del nivel del año pasado es el nivel actual de recompras. Esta es una intensa fuente de entrada de dinero en el mercado. No tan importante como el helicóptero, pero sí muy importante.

Pero lo que le llama la atención a Biderman es que este fortísimo incremento de las recompras de acciones propias viene acompañado de muy bajas compras por parte de los directivos. Es decir los mismos directivos que ordenan a la compañía recomprar sus acciones, ellos mismo no participan a nivel individual de la compra.

Según Biderman esto dejaría claro, que se está usando la recompra para que parezca que los beneficios son mayores, al haber menos acciones en juego, y para subir artificialmente el precio, pero las bajas compras de los insiders demostraría, en su opinión, que no consideran éste un buen precio para entrar.

Biderman ha ideado un ratio que compara las recompras de acciones con las que compran los insiders. Actualmente estaría en el nivel 80, que el considera un muy bajo nivel de confianza, y por tanto mercado peligroso.

En marzo de 2.009, cuando el mercado estaba listo para una gran subida, este ratio estaba solo a 15, como vemos muy lejos del actual.