Criteria asume el negocio bancario de La Caixa

La nueva CaixaBank se estrena en Bolsa con recortes del 1,1%

Los inversores han recibido hoy a la nueva CaixaBank, la antigua Criteria que ha asumido el negocio bancario de La Caixa. Las acciones de la entidad, que durante toda la jornada mantuvieron las ganancias, acabaron con una caída del 1,1%.

Isidro Fainé, presidente de la entidad, en el estreno bursátil de Caixabank.
Isidro Fainé, presidente de la entidad, en el estreno bursátil de Caixabank.

Criteria, el antiguo holding de participadas de La Caixa, cerró ayer con una cotización de 4,81 euros por título, mientras que hoy, ya convertida en CaixaBank, situó su precio en 4,76 euros debido a las caídas de los últimos minutos de la negociación.

Los expertos advierten, eso sí, que habría que relativizar lo que haga hoy en Bolsa CaixaBank, ya que no es una Oferta Pública de Venta (OPV), sino un mero traspaso de activos por el que Criteria ha asumido el negocio bancario de La Caixa y se ha convertido en CaixaBank, de manera que las acciones no han dejado nunca de cotizar desde que la dirección de la primera caja catalana anunció la operación.

Por ello, los inversores han tenido tiempo de descontar los efectos de esta conversión de Criteria en el tercer grupo bancario español y la cotización de hoy no resulta tan relevante como lo puede ser en la salida a Bolsa de otras cajas de ahorros que se producirán en los próximos meses.

CAIXABANK 2,77 -0,93%

CaixaBank vale hoy en Bolsa más de 16.300 millones, cotiza en el Ibex 35 y será el grupo bancario español con un mayor nivel de 'core capital' o capital principal.

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha elevado en un escalón el rating de CaixaBank, la antigua Criteria CaixaCorp, desde A hasta A+.

S&P da por finalizado así el proceso de revisión para una posible subida (CreditWatch positive) en el que había situado la calificación de CaixaBank, propiedad en un 81% de La Caixa, una vez que se ha convertido en la principal entidad operadora del grupo, lo que implica situar su calificación en consonancia con la calidad crediticia que tenía hasta ahora La Caixa.

Por el contrario, ha rebajado en dos escalones la calificación de La Caixa, desde A+ hasta A-, concluyendo así el proceso de revisión para una posible rebaja (CreditWatch negative) en el que había colocado la nota el pasado mes de febrero.

La agencia señala que el rating de CaixaBank se basa en su "sólida" franquicia bancaria minorista nacional, su exitosa estrategia, su fuerte liquidez, su perfil de riesgo más contenido que el otras entidades similares y su adecuada capitalización.

Asimismo, añade que también tiene en cuenta las presiones en la capacidad de generación de ingresos del banco en un contexto de entorno "económico y operativo" complicado en España y dada su concentración geográfica en el país en comparación con otras entidades más grandes y con mayor calificación.