Las oficinas se lanzan a vender acciones a los particulares

"Nuestras acciones subirán unos dos euros en el año"

Las sucursales de Bankia y Banca Cívica comenzaron ayer a comercializar las acciones para particulares, a los que esperan colocar un 60% de entre 3.636 a 4.164 millones de euros, en el primer caso, y un 50% de unos 600 a 844 millones, en el segundo. Con la vista puesta en la fecha de salida, el 20 de julio, la primera jornada de venta a particulares estuvo marcada por cierta urgencia, algunos lapsus y promesas de rentabilidad.

En una visita por oficinas se puede comprobar que el afán por colocar lleva a algunos empleados a excederse en su papel. "Entre tú y yo, está previsto que nuestras acciones suban unos dos euros en el año", confiaba uno en una oficina de Bankia. "Tómalo como una inversión a largo plazo", decían en otra. "En Bolsa puede pasar de todo", matizaba un tercero al potencial accionista, resumiendo en una sencilla frase los 36 riesgos de los que advierte el tríptico presentado por la entidad ante la CNMV. Un documento que debe ser firmado por el cliente al realizar la compra, pero que uno bien puede no recibir pese a visitar varias sucursales pidiendo información. En más de una oficina, de hecho, invitan a abrir la cuenta de inversor antes de dar el folleto.

El riesgo se pone antes sobre la mesa en las oficinas de Banca Cívica visitadas. Algún asesor recomienda que si la inversión prevista "son los únicos ahorros de los que se dispone, lo mejor es no invertirlo todo en acciones". La mayoría explica, además, que el cliente debe entender los riesgos contenidos en el tríptico, que se invita a estudiar con calma. Lo que tampoco esconden en Cívica es la rivalidad con la competencia. "Las cajas del grupo ya están todas bajo la marca Banca Cívica, mientras que en Bankia, una es Caja Madrid, otra es Bancaja... Tienen la fusión a medias, pero han acelerado el proceso para salir a Bolsa a la vez que nosotros", asegura un empleado, estimando que Cívica dará un dividendo por acción "de entre el 4% y el 5%, mejor que un depósito", pese a que estas cifras aún no se conocen. Y si unos admiten que "el mercado ha obligado a salir ahora", otros aseguran que "es el mejor momento para dar el paso, porque la Bolsa está baja y aunque caiga un poco más, lo que hará al final es subir". En el primer día de colocación, eso sí, empleados de ambas firmas dudan aún sobre las cuantías o los plazos.