Operación de la Guardia Civil

El director comercial de SGAE no entiende por qué están "siempre en solfa"

Javier Trujillo tampoco comprende el interés de los medios por erosionar la imagen de la sociedad: "quien se meta con la SGAE, que se vaya a Francia y vea cómo lo hacen allí", ha afirmado.

Madrid, 1 jul (EFE).- El director comercial de la SGAE, Javier Trujillo, ha explicado a Efe que no entiende por qué la sociedad de gestión está "siempre en solfa", ni tampoco el interés de los medios por erosionar su imagen. "Quien se meta con la SGAE, que se vaya a Francia y vea cómo lo hacen allí", ha añadido.

"La gente tendría que saber que la SGAE tiene auditorías externas anuales con la Agencia Estatal de Evaluación de las Políticas Públicas y la Calidad de los Servicios (AEVAL) y siempre hemos salido limpios. El denunciante sabrá lo que ha denunciado", ha señalado.

El directivo se encontraba en los alrededores del Palacio de Longoria, sede de la SGAE, a la espera de poder acceder al interior del edificio, mientras las fuerzas de la Guardia Civil realizaban un registro por orden judicial.

"Los medios quieren erosionar la imagen de la SGAE, cuando en realidad hacemos lo que hace todo el mundo. En cuestión de derechos de autor -ha afirmado Trujillo- la SGAE es el hazmerreír de Europa".

Este ejecutivo, que se ocupa "de dar licencias y cobrar los derechos, tal como dicta la ley", se ha sorprendido al ver "tantos medios de comunicación" ante la sede de la sociedad de gestión, pero reconoce que pensó que se debía a "los resultados de las elecciones", conocidos ayer, y que suponen "un espaldarazo" para su presidente, Eduardo Bautista.

"Me extrañaba que las elecciones suscitaran tanto interés", ha dicho.

Según la información de que disponía, el registro y el posible paso a disposición judicial de Bautista tras una operación de la Fiscalía Anticorrupción que investiga supuestos delitos de malversación de fondos y apropiación indebida "parece que se debe a que se ha reabierto una denuncia de 2007, pero según entiendo yo -ha afirmado- la Fiscalía tiene seis meses para resolverla".