Una vez finalicen las negociaciones

Geithner podría abandonar su cargo

Se especula que una vez que se apruebe la elevación del techo de gasto, el actual secretario del Tesoro podría dejar su puesto.

Timothy Geithner
Timothy Geithner

Los rumores sobre la posibilidad de que Timothy Geithner abandone su cargo inundaron ayer las informaciones de medios estadounidenses como The New York Times o The Wall Street Journal. Se especula que una vez que se apruebe la elevación del techo de gasto, el actual secretario del Tesoro podría dejar su puesto.

En un encuentro que mantuvo con Bill Clinton en Chicago, Geithner aseguró que seguirá al frente en el futuro más inmediato. El objetivo que perseguí la Casa Blanca era acabar con la especulación y la inestabilidad que traería consigo su salida.

El que fuera ex presidente de la Reserva Federal se encuentra inmerso en un proceso de negociación para conseguir que los legisladores den su visto bueno a la subida del límite de endeudamiento. De no aprobarse, el estado entraría en mora algo que como ha indicado Barack Obama acarrearía consecuencias "impredecibles" para la economía del país y la estabilidad financiera internacional.

Desde que llegara a la Casa Blanca, el responsable del Tesoro estadounidense ha tenido por delante una dura tarea. Se ha enfrentado a una profunda crisis financiera en la que los paquetes multimillonarios concedidos a Wall Street y al sector automovilístico han ocupado un papel destacado. Además ha tenido que hacer frente a una elevada tasa de desempleo que lastra la recuperación del país.

Geithner sería el último miembro de confianza del equipo económico de Obama en abandonar su puesto. Anteriormente ya lo hicieron Austan Goolsbee tras fichó por la Universidad de Chicago, Lawrence H. Summers, ex secretario del Tesoro en la época de Clinton, y Christina Romer, una de las personas más destacas del Consejo de Asesores Económico.

La sustitución del actual secretario del Tesoro, muy valorado en el mercado financiero por su capacidad de protección al sistema y sus conocimientos de las dificultades que se viven en la actualidad, no se plantea fácil. Entre los posibles candidatos, según The New York Times, se encuentran Erskine Bowles, ex jefe del gabinete de Clinton y copresidente de la comisión de déficit del presidente Barack Obama, Roger Altman, banquero de inversión y ex subsecretario del Tesoro, Janet Yellen, vicepresidente de la Reserva Federal, y Gene Sperling, director del Consejo Económico Nacional.