Para favorecer el comercio

Samoa aprueba el plan para adelantarse un día en el calendario

El Parlamento de Samoa aprobó cambiar su zona horaria a finales de año y avanzar un día en el calendario para favorecer el comercio con la región de Asia y Pacífico.

Tuilaepa Sailele Malielegaoi
Tuilaepa Sailele Malielegaoi

La medida, anunciada el mes pasado por el Ejecutivo de Samoa, prevé que esta nación del Pacífico se salte del viernes 30 de diciembre y pase del día 29 directamente al 31.

El archipiélago de Samoa se sitúa al este de la línea internacional de cambio de fecha con una diferencia de 21 y 23 horas con respecto a Australia y Nueva Zelanda. Con la decisión aprobada el lunes por el Parlamento el estado insular estará una hora por delante de Nueva Zelanda y tres de Australia.

El primer ministro, Tuilaepa Sailele, dijo que la medida pretende favorecer los negocios y el comercio con los países de Oceanía y Asia, restringidos a sólo tres días por semana por culpa de la diferencia horaria actual.

La propuesta había desatado un acalorado debate en el Parlamento debido a que los legisladores de la oposición temen que Samoa pierda uno de sus mayores atractivos turísticos: ser el último lugar donde se pone el sol en el planeta.

Sailele ya promovió con éxito en 2009 el cambio del sentido de circulación a la izquierda, al igual que Nueva Zelanda y Australia.

La economía de Samoa, país de 182.000 habitantes de mayoría cristiana, depende de la agricultura, las remesas de samoanos en el extranjero -la mayoría en Australia y Nueva Zelanda-, un emergente sector turístico y el comercio, cada vez más intenso, no sólo con Oceanía, sino también con países asiáticos, como China y Singapur.

Samoa decidió a finales del siglo XIX colocarse en el huso horario actual para facilitar el comercio con Estados Unidos.