Quejas de Rosa Aguilar

San Sebastián será Capital Europea de la Cultura en 2016

El consistorio de San Sebastián, dirigido ahora por Bildu, compartirá con la ciudad polaca de Wroclaw la capitalidad cultural de Europa en 2016. La decisión fue criticada ayer por la ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, Rosa Aguilar, por haberse primado, a su juicio, criterios políticos.

La ciudad de San Sebastián será Capital Europea de la Cultura en 2016, título que compartirá con la ciudad polaca de Wroclaw, según anunció ayer el presidente del comité de selección, Manfred Gaulhofer, tras las deliberaciones de los expertos. A esta designación optaban otras cinco ciudades españolas: Burgos, Las Palmas de Gran Canaria, Córdoba, Segovia y Zaragoza, que a lo largo del lunes y el martes presentaron sus proyectos ante el jurado.

La capitalidad europea es un título que concede anualmente y desde el año 1985 el Consejo de Ministros de Cultura Europeo a dos ciudades del Viejo Continente para resaltar la riqueza, la diversidad y los rasgos comunes de las culturas europeas.

Nada más dar a conocer la noticia, la delegación vasca, encabezada por el actual alcalde de San Sebastián, Juan Carlos Izaguirre (Bildu), y su antecesor, Odón Elorza (PSE), estalló de júbilo y alegría y los abrazos y felicitaciones no se hicieron esperar. En medio de una gran expectación, el alcalde de San Sebastián agradeció al jurado la elección de su capital.

Bildu y la "normalización"

Tras valorar las otras candidaturas, dijo que a partir de ahora se abre un periodo de ilusión para preparar un nuevo proceso de normalización que culminará con una "Donostia abierta al mundo". Izaguirre destacó el hecho de que el proyecto haya conseguido unir a personas de ideologías diferentes. Prueba de ello fue la presencia de representantes de todos los partidos de San Sebastián. Izaguirre hizo una mención especial al exalcalde Elorza.

Rosa Aguilar, ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y exalcaldesa de Córdoba (una de las ciudades en liza), consideró ayer un "magnífico error" que el comité de expertos haya valorado acciones políticas o la lucha por la paz en el País Vasco, como ha apuntado el presidente del mismo, Manfred Gaulhofer, al anunciar el nombre de la seleccionada. "El camino hacia la paz se refuerza de otra manera, dejando las armas y diciendo que punto y final, aquí lo que se decidía es la Capital de la Cultura", manifestó Aguilar, visiblemente enfadada.

En cambio, la comisaria de Educación y Cultura, Androulla Vassiliou, felicitó a San Sebastián e instó a sus dirigentes a aprovecharse de "la oportunidad única" que representa este reconocimiento para "enriquecer" en todas sus dimensiones esta ciudad.

Un pastel que supera los 200 millones

La última vez que una ciudad española fue designada Capital Europea de la Cultura fue en el año 2002 para Salamanca. Antes le había tocado a Madrid en 1992 y a Santiago de Compostela en 2000. Según los balances del consorcio organizador de la ciudad castellanoleonesa, por allí pasaron ese año dos millones de visitantes que dejaron 240 millones de euros, además de quedar para la ciudad equipamientos culturales por valor de más de 100 millones. Un pastel más que interesante en la actual coyuntura de crisis, informa Julián Díez.

Según las normas impuestas por la organización, después de San Sebastián la capitalidad europea no volverá a tocar a una ciudad española hasta el año 2030.