Otra vez en manos de Goldman Sachs y cia.

Otra vez en manos de Goldman Sachs y cia.

Todos los caminos de la zona euro se cruzan con Goldman Sachs. Desde el dopaje estadístico en las cuentas griegas, achacado en parte al asesoramiento del banco de inversión estadounidense, al presidente electo del BCE, Mario Draghi, que fue vicepresidente de la entidad. Por si todo eso fuera poco, Goldman Sachs también forma parte de un Comité que puede tener la última palabra sobre el éxito o el fracaso del plan de la zona euro para mantener la exposición de los acreedores privados en la deuda griega. Los otros 14 miembros del comité tampoco destacan por su piedad.

El llamado Comité de Determinación forma parte de la International Swaps and Derivatives Association (ISDA), la organización que desde 1985 agrupa a los principales actores del mercado mundial de derivados. Desde hace dos años, el veredicto de ese órgano privado determina si un deudor ha incurrido en impago y, por tanto, procede abonar las indemnizaciones asociadas a los seguros de impago, los llamados CDS (credit default swaps).

La decisión no es baladí. Están en juego miles de millones de euros e intereses contrapuestos: quienes compraron el CDS, sobre todo, si lo hicieron para especular (es decir, que no tienen bonos griegos a los que proteger) están deseando que se declare el impago en Grecia para pasar por caja. Quienes los vendieron preferirán que el plan de la UE para mantener la exposición de los bancos en Grecia pase lo más desapercibido posible sin provocar un "evento crediticio" que desencadene las indemnizaciones de los CDS.

El plan se está negociando en estos momentos. Pero la última palabra, con toda probabilidad, la tendrá el Comité de Determinación de la ISDA, en el que se sientan, además de Goldman Sachs, nombres tan "neutrales" como BNP Paribas, Société Générale, Morgan Stanley, Credit Suisse, Deutsche Bank o Bank of America/Merrill Lynch.

El vicepresidente del ISDA, Robert Pickel, ha salido hoy en defensa de la ecuanimidad y transparencia del Comité en una carta en el FT. Y recuerda que en los mercados de CDS se sabe que cierto tipo de reestructuraciones no desencadenan un "evento crediticio". O sea, que quienes apostaron dinero a la quiebra de Grecia ya sabían de antemano que se exponían a perderlo. Como parece que va a ocurrir salvo que el Parlamento griego haga descarrilar el plan europeo.

Imagen: Fotograma de 12 hombres sin piedad (12 Angry Men), de Sidney Lumet (tomada de la web The best picture project).

Comentarios

Mucho hablar pero no se hace nada. Todo el mundo sabemos quienes son lo sculpables y quien está pagando en lugar de ellos.Ocho bancos investigados por engañarLa Fiscalía de Nueva York sospecha que dieron información fraudulenta a las agencias de 'rating' ver http://linki.to/a4r
Jope. Menudo curso acelerado de "tripas del capitalismo financiero". Es curioso cuando hasta los piqueteros de Grecia parecen simples peones en unas jugadas aún mayores. Esperemos que nuestros 15-M sean más conscientes.
Seguimos con el "curso acelerado", ahora toca aprender la lección de cómo obligar a los bancos a que canjeen "voluntariamente" deuda griega, etc. etc. mediante métodos de palo y zanahoria. Es decir, que les convenga ser voluntarios porque les irá mejor, seguiremos estudiando.
Queréis dejar de robar de una s... vez, por dios, o al menos esperar a que abran los bancos, como hacen los ladrones honrados.
En un sistema de solidaridad "estatal" europea, tendríamos que pagar la deuda griega entre todos, a escote. Como se hace en el interior de los estados, más o menos, y si no cuadra, pues se hace cuadrar con deudas históricas y demás trucos. Eso sí, al cambio, el que recibe el dinero tiene que aceptar ser intervenido en sus cuentas, para intentar que no vuelva a las andadas (definitiva y temporalmente, como todo en este mundo).
Entre tanto lío financiero hay algo meridianamente claro: en occidente mandan especuladores que juegan sucio y nos llevan a la ruina a todos los ciudadanos. Solo nos queda la calle. Que nos tengan respeto, si no, estamos perdidos.
Normas
Entra en El País para participar