Medidas preventivas

Su coche también se va de vacaciones: prepárelo

Evite sobresaltos revisando su vehículo antes de efectuar trayectos largos

La imagen del Seiscientos a rebosar con la abuela, el matrimonio, los cuatro niños, el perro, el canario, la sombrilla, la nevera y las maletas en la baca ha dejado paso a familias más reducidas pero con casi tanto equipaje como antes para las escapadas.

Salimos menos días de vacaciones pero nos movemos más. Nos gusta hacer deporte y cambiamos el canario por los palos de golf, la tabla de surf o las cañas de pescar y, si aprietan las cuentas, la tienda de campaña y los sacos. Y si antes hay que colocar a los niños, hay que sumar la silleta y la cuna de viajes. Vamos a la expedición de Livingstone para una semana o un largo puente.

Durante los meses de julio y agosto se producen alrededor de 80 millones de desplazamientos, de acuerdo con estimaciones del Real Automóvil Club de Cataluña (RACC). Se prevé que los días más conflictivos de tráfico serán el 29, 30 y 31 de julio, en la operación salida, y la última de agosto en el caso del retorno.

Para evitar sobresaltos conviene preparar el coche, anticiparse a lo evitable y revisarlo al menos, especialmente antes de iniciar un largo recorrido. Comprobar que está con el nivel de aceite adecuado, que las ruedas no han perdido el dibujo, repasar el estado de la batería o cambiar los filtros de aceite. Y, por supuesto, que los frenos y los amortiguadores están en buen estado.

Esto es ahora casi más importante que hace un año porque la quebrada salud financiera de los españoles ha hecho que reduzcamos las visitas al taller y alarguemos más la vida de las piezas y esto al final nos puede salir caro.

No es por ser aguafiestas pero compruebe también que lleva todos los elementos obligatorios en caso de avería. El chaleco reflectante, los triángulos de señalización, la caja de herramientas y las luces de recambio.

Y sea cuidadoso a la hora de colocar el equipaje en el maletero, evite balanceos. Es recomendable usar correas de sujeción. Estas correas no deben ser elásticas, ya que se pueden desprender y provocar problemas si el vehículo frena de golpe. Los espacios entre maletas u objetos que se transporten son un buen lugar para colocar toallas que eviten movimientos de la carga.

Tenga cuidado a la hora de usar las cajas de almacenamiento que ponen algunos coches en el capó. Hay que tener muy en cuenta el peso máximo que pueden soportar. Estos sistemas de almacenamiento elevan el punto de equilibrio del coche y, por lo tanto, modifican su comportamiento cuando se toman las curvas o se frena. Los expertos de Allianz Seguros recomiendan probar los frenos en un sitio tranquilo para acostumbrarse a la conducción con este equipaje antes de iniciar el desplazamiento. Es aconsejable hacer lo mismo si se decide a llevar bicicletas y las coloca también en el capó.

En los viajes en coche, conviene disfrutar de las vacaciones desde la salida misma de su casa conduciendo con precaución, para evitar los accidentes y, por supuesto, no consumir alcohol, ya que incrementa considerablemente los riesgos. Por su seguridad y la de sus acompañantes recuerde que si bebe no debe conducir.

Durante el viaje preste atención a cualquier indicación del cuadro de instrumentos que advierta problemas mecánicos. La luz roja alerta de que es necesario detener el vehículo para evitar consecuencias peores.

Un último consejo, el RACC, el club de automóvil más grande de España, recomienda incluir la hoja de rescate, una ficha para facilitar a los equipos de emergencia la evacuación de los accidentados en el menor tiempo posible. Se obtiene en www.racc.es/hojaderescate.es. Hay que colocarla en la visera del asiento del conductor y poner un adhesivo en el parabrisas para que los equipos sepan que dispone de ella. Allí se recoge toda la información técnica del vehículo: fabricante, modelo, combustible, componentes críticos a la hora de abrir un coche y extraer a los heridos (cojines de seguridad, carrocerías reforzadas, ABS, ESC). Es muy adecuado en automóviles de nueva generación.

En 5 pasos

1. Neumáticos: antes de salir, revise el dibujo de las ruedas (3 milímetros mínimo) y la presión (mayor si va cargado). 2.Cristales: deben estar limpios y las escobillas no deben chirriar.

3.Baterías: compruebe su estado. Su vida útil suele ser de cuatro años.

4.Básico: comprobar el nivel de aceite, líquido de frenos, anticongelante, refrigerador, amortiguadores y dirección. 5.Equipamiento: no olvide salir con el chaleco reflectante, los triángulos, la linterna y el depósito lleno.

El 29 de agosto no olvide su móvil

La estadística popularmente se considera la ciencia menos inexacta. El RACC (Real Automóvil Club de Cataluña) calcula que el día que habrá más asistencias este verano será el 29 de agosto, cuando 21.900 conductores llamarán por teléfono pidiendo ayuda en carretera, de acuerdo con un estudio realizado entre las principales compañías de asistencia en viaje.

En total, en todo el periodo estival se estima que la solicitarán 975.000 automovilistas. De ellos, 23.700 estarán en esos momentos en algún país extranjero.

Un 36% de las averías se resolverán en el mismo lugar y el conductor y sus acompañantes podrán continuar su desplazamiento. El 62,25% requerirá un servicio de remolque con grúa al taller y el resto necesitarán asistencia en viaje para poder llegar a destino.

La principal causa de averías en los turismos, monovolúmenes y todoterrenos es el sistema eléctrico general, principalmente por problemas con la batería, y muchas se deben a distracciones del propio conductor. Las altas temperaturas también incrementarán los fallos en el sistema de refrigeración del motor y en el del aire acondicionado.

En los monovolúmenes, los fallos de ruedas, dirección, suspensión y frenos son ligeramente más frecuentes que en otro tipo de vehículos. Los todoterrenos sufren un mayor número de averías relacionadas con el motor.

Contra todo pronóstico, los hombres son más propensos a pedir ayuda en carretera que las mujeres, aunque todavía hay un 60% de conductores masculinos frente al 40% femenino, según la DGT.