Cierre de sesión

Los mercados, nerviosos ante la crisis de deuda

Se ha empezado bajando, luego no se sabía muy bien que hacer, y al final una apertura al alza de Wall Street, acompañada de rumores de que la UE tenía un plan B para la eventualidad de que Grecia votara que no esta semana, ha permitido un rebote. Un rebote, que creo sigue estando a la sombra de la media de 200 del futuro del mini S&P que sigue resistiendo la presión y ataques bajistas.

El caso es que a pesar de la subida final hay nervios.

Y no es para menos. Al final, un pequeño país que mintió desde el primer minuto en que entró en la UE (nunca habría entrado si no llega a falsear su contabilidad) y que siguió mintiendo durante su estancia en la UE, al final nos pone a todos contra las cuerdas. Y para arreglarlo ponemos como presidente del BCE al que era jefazo de Goldman en la época en que Grecia usaba derivados de Goldman, legales, pero gracias a los cuales, se maquillaban las cifras de contabilidad nacional. Perfecto. La persona perfecta.

La situación es realmente grave, aunque para el ciudadano de a pie medio puede que no le llegue en toda su magnitud.

Ahora mismo, todos dependemos del voto de un parlamento griego, dividido, caótico, viviendo la ceremonia de la confusión que se dará esta semana. Nunca debió dejar la desUE el llegar hasta aquí, como nunca se debió ni siquiera plantear un segundo plan de rescate que es pan para hoy y hambre para mañana. La solución es la reestructuración vía plan Brady a la europea, poner una quita de entre el 30 al 50% según modalidades, ayudar a los bancos a que en balance vayan asumiendo eso poco a poco y no pasa nada. Donde sí pasa es cómo lo están haciendo ahora.

Si les dan el segundo plan de rescate, no tardaremos en empezar con los jaleos. Las bolsas subirán temporalmente aliviadas, pero los sustos volverán. Hay que coger el toro por los cuernos. Si queremos salvarnos todos habrá que poner quita en Grecia, ordenada y bien hecha, si queremos salvar al euro que está en peligro total de desaparición, habrá que empezar a pensar en cosas como lo del súper euro. Como proponen algunos analistas, un super euro para unos cuantos, y el normal para los demás depreciado 1,3 veces por ejemplo. Porque esto nos ha salido mal, porque una UE en estas condiciones es una utopía, y hay que coger el toro por los cuernos.

Y es que ya no se trata de que los mercados, esos que se suponen sabios, pero que al final, son corruptos, caprichosos e irracionales en muchas ocasiones, acosen a España y la pongan al borde del desastre con el spread con Alemania al borde de 300 puntos básicos, y la rentabilidad del bono a 10 casi al 6%, límites por encima de los cuales se piensa que la situación empieza a ser insostenible.

Como decía, ya no se trata de España, es que están empezando el acoso a Italia. El spread de Italia ya casi en 220, sería cuestión de pocas semanas si esto sigue que se plante también cerca de los 300.

Esto es surrealista. ¿De verdad Merkel y compañía piensan que ahora se va a rescatar a España e Italia? Hablamos de unas cifras de una envergadura, impresionantes. Con que para sacar del lío a Grecia miren todo lo que se lleva despilfarrado , imaginen... Y detrás iría Bélgica, y detrás ¿de verdad creen que no iría la propia Francia que lo tiene todo pillado con alfileres y con rumores por todos lados de que tiene también derivados de Goldman como los de Grecia sobre todo en municipios y regiones?

Insisto, esto es surrealista. Esto se nos va de las manos. Y, o se toman medidas muy de calado como las comentadas antes, o al sueño de la UE, o al menos al del euro, le podría quedar poco.

Así es bajo mi modesto punto de vista cómo están las cosas. Se pone la quita a Grecia y si se hace bien no pasa nada, como no pasaría nada si se le echa del euro o se salen ellos mismos. Todo es cuestión de planificarlo todo bien e ir haciendo al mercado a la idea poco a poco.

Lo de la participación privada "voluntaria" en lo de Grecia suena a broma. Como decía mi compañero Luis Javier:

"¿qué se le puede ofrecer a una entidad bancaria que tiene deuda de Grecia para que cuando venza lo que ya tiene en cartera compre todavía más deuda, si lo más probable es que esté contando los segundos hasta que venza lo que ya tiene?"

El miedo a Grecia se ve reflejado claramente en los mercados de divisas.

El viernes publicó la Commodity Futures Trading Commission (CFTC) las posiciones abiertas de los especuladores en los mercados de futuros de divisas de Chicago. Estos son los datos.

Según Reuters la posición neta total corta de dólares baja durante la semana de 25.140 a 17.050 millones. Está claro que el Belén de Grecia está detrás de todo esto. Es la bajada más fuerte de cortos desde marzo.

En el euro se pasa de 49.894 netos largos a 29.771

Parece que las cifras son claras respecto al temor a Grecia y a que haga mucho daño al euro, que seguro lo va a hacer.