Otras cinco entidades desaparecerán en cinco años

El Gobierno podría controlar el 20% del sector financiero hasta 2015

La Asociación Española de Banca (AEB) encarga a The Boston Consulting un informe sobre la salud de bancos y cajas en los próximos cinco años.

El sistema financiero español no habrá finalizado por completo su saneamiento hasta 2015. Durante los próximos cinco años habrán desaparecido otras cinco entidades financieras, tienen que cerrarse unas 9.000 oficinas y se tendrán que realizar dotaciones adicionales por unos 30.000 millones de euros por activos problemáticos inmobiliarios, el 60% por encima del coste de 2010. El Gobierno, a través, del FROB,puede controlar hasta el 20% del sector financiero hasta 2015.

El activo inmobiliario problemático no reconocido asciende aún a unos 50.000 millones de euros, que se suman a los 180.000 millones problemáticos existentes.La liquidación total de estos activos problemáticos podría costar 80.000 millones de euros al sector, lo que equivale al 35% de su valor. Estas son algunas de las principales conclusiones de un informe realizado por The Boston Consulting Group el pasado 15 de junio para la AEB.

"Más concentración, competitivo y privado". Esta es una de las conclusiones alcanzadas por la consultora tras analizar el sistema financiero español y su futuro para los próximos cuatro años. Considera que para conseguir un escenariuo "saludable" habrá que inyectar entre 20.000 a 25.000 millones de euros de capital en las cajas de ahorros, cerrar el 25% de la red actual de oficinas para reducirlas a 34.000 sucursales entre bancos y cajas y reducir la plantilla hasta un 15%.

Además, es necesario que las cajas se despoliticen pronto y que la salida del Gobierno del capital de las cajas sea "exitoso". Considera, de hecho, que el FROB llegará a controlar hasta el 20% del sector bancario hasta 2015. Afirma que Bankia concentra un elevado porcentaje de las necesidades de capital del sector financiero, por lo que su "éxito de captación en el mercado supondría un alivio importante de la presión sobre el sector".

The Boston Consulting cree que un "alargamiento innecesario de la presencia de capital público en las entidades" aumentará el riesgo y la desconfianza del mervcado y por lo tanto se puede entrar en "un círculo vicioso con impacto directo sobre todo en el sector".

Además de esta advertencia, la consultora recomienda al Estado que genere las condiciones adecuadas para que el FROB abandone dichas entidades y se de paso al capital privado. Exige, así, "la profesionalización completa del Gobierno de las entidades aspoyadas por el FROB".

El problema se agrava al reconocer un estancamiento del volumen de negocio para los próximos cinco años, con caida del crédito en un 3,6% en el escenario pesimista y de aumento de solo el 0,8% en el más optimista en este lustro, frente a un crecimiento medio del 18,1% entre 2003 A 2008.

En los depósitos pasa igual. La mejora solo llega al 1,2% en el escenario pesimista y en el 3,6% en el optimista., sobre una subida del 11,7% de media entre 2003 a 2008, los años del boom económico. La reducción del crédito y el leve crecimiento bdel PIB supondrá una reducción del nivel de apalancamientoo del 20% en 2015, con lo bque ya nos acercaríamos a los niveles de endeudamiento de países como Alemania y Francia.

En su informe afirma que el mapa competitivo distinguirá siete grupos de entidades: minoristas locales formados por Caixa Ontinyent, Pollença, Unnim, Unicaja, Banco Caja 3 y las cooperativas de crédito; exploradores formados por Caja Laboral, Cajamar, Banco Pastor junto a Banco de Valencia, Espiga, Ibercaja y las cajas vascas; aglomerados integrados por Banca Cívica, CAM, Banco Mare Nostrum, Catalunya Caixa, Noovacaixagalicia y el grupo formado por Cajastur; la Banca mediana universal estará formada por Sabadell, Banesto y Banco Popular; nicho será para Banca March y Deutsche Bank; banca mediana especializada en la que estará Bankinter y Barclays, y la gran banca, con Santander, BBVA, Bankia y Caixabank.

El informe señala que la gran banca concentrará entre el 50% al 55% de la cuota de mercado, mientras que la cuota máxima que tendrá una entidad no superará el 15%. Su BROE será de entre el 12% y el 15% y su eficiencia estará entre el 40% al 50%. Todo gracias al ahorro de costes, por una mayor concentración y a la búsqueda de nuevos modelos de negocio.

Espera que el beneficio después de impuestos alcance para el conjunto del sistema financiero español los 25.000 millones en cinco años, frente a los 21.125 millones alcanzados en 2007 y los 12.100 millones de 2009.

The Boston Consulting considera que no todas las entidades lograrán generar capital suficiente paa devolver al FROB I (participaciones prefeentes) sus aportaciones, por lo que parte se convertirá en capital en 2015 como muy tarde. Además, espera nuevas necesidades de capital, ya que la evolución del negocio no permitirá en todos los casos generar resultados positivos bsuficientes para compensar estos deterioros. Por lo que prevé que "nuevas entidades, entre ellas bancos, podrían entrar en déficit de capital".

Estima así que el gap de capitalización será de entre 20.000 a 35.000 millones tomando como base diciembre de 2010 y hasta 2015.

Ante posibles nuevas fusiones o venta de entidades, el informe compara la epa o esquema de protección de activos con los bancos malos. En ambos casos defiende estas alternativas para facilitar la entrada de capital privado en las cajas con problemas.