Proyecto de investigación

Volkswagen y la conducción inteligente

El fabricante de automóviles ha ideado un sistema llamado "Temporary Auto Pilot" que incrementa la seguridad en la conducción al automatizar algunos de los procesos más relevantes durante la misma.

Demostración del sistema TAP
Demostración del sistema TAP

El fabricante alemán ha ideado un nuevo sistema de conducción semiautomática, que ha bautizado como "Temporary auto pilot" (TAP). Se trata de un proyecto financiado por el programa de investigación de la Unión Europea llamado HAVEit, centrado en la búsqueda de sistemas de transporte inteligente.

El TAP requiere en todo momento de la atención del conductor, por lo que no puede hablarse de un sistema de piloto automático, pese a que el nombre sugiera lo contrario. Lo que hace es facilitar la conducción, sobre todo en situaciones de atascos o en largos viajes a través de autopistas. Este sistema, a través de una serie de sensores por radar, cámaras, ultrasonidos y escáner láser mantiene al vehículo a la distancia de seguridad del que tiene delante, y lo sitúa en el centro del carril en el que se encuentre. También asimila los límites de velocidad presentes en cada tramo y las normas de adelantamientos, mientras que las maniobras de arranque y parada en astascos también están automatizadas.

El Director General de la división de invetigación de Volkswagen, el doctor Jæoelig;rgen Leohold, ha afirmado que "por encima de todo, lo qe hemos conseguido es un hito importante hacia la conducción libre de accidentes, y especificó sobre el TAP que "el conductor siempre conserva responsabilidad al volante y siempre tiene el control. Puede anular o desactivar el sistema en cualquier momento y debe controlarlo también en todo momento". Su razón de seres el evitar los accidentes provocados por distracciones.

VOLKSWAGEN AG 139,42 -0,34%