Diario de a bordo

El mercado reclama una solución urgente para Grecia

La Bolsa encadena la octava semana de pérdidas

Vean qué anécdota aparecía en http://casusbelli.iespana.es/ anecdotas.htm.

"Dos oficiales británicos de la policía se vieron envueltos en 1999 en un incidente muy inusual cuando hacían un patrullaje de rutina, controlando la velocidad de los automóviles en la carretera de Londres a Edimburgo. Uno de ellos, que utilizaba un radar de mano para chequear la velocidad de los vehículos que se aproximaban, se sorprendió mucho cuando registró una velocidad realmente excesiva: cerca de 450 km/h (300 millas por hora). En realidad, el radar se había posado sobre un avión Tornado que realizaba ejercicios de práctica de vuelo a bajo nivel sobre Escocia. Los oficiales de la policía afortunadamente escaparon, ya que la computadora táctica a bordo de la nave no solamente detectó e interfirió el radar hostil, sino que automáticamente armó un misil aire-tierra Sidewinder para neutralizar la amenaza".

Las Bolsas europeas vuelven a cerrar mal. La octava semana de pérdidas, en el conjunto europeo, lo cual no se veía desde 1.988. Y es que los radares bursátiles detectan un enemigo hostil y está siempre armando los misiles bajistas para defenderse. Ese enemigo no es otro que Grecia. La absoluta inoperancia y euroesclerosis de la UE para tomar una solución urgente rápida y radical con Grecia, está provocando toda suerte de accidentes financieros que podrían ser difíciles de controlar. Quien sabe si al final se puede disparar el misil por accidente... El viernes tuvimos un claro ejemplo cuando las Bolsas se dieron la vuelta a la baja de forma violenta tras los rumores de que dos grandes bancos, Unicredit e Intesa, pudieran tener problemas.

Si el S&P rompe la media de 200, podría caer hasta la zona de 1.200 a 1.215 puntos

Inmediatamente esto contagió a la deuda periférica, y atención a la rentabilidad del bono español a 10 años, en máximos desde 1.999. Muy preocupante. La situación macro es muy delicada. La única salida que tiene la UE, y no parece verla, es reestructurar de manera ordenada la deuda griega, estilo plan Brady a la europea, mientras se da tiempo al sistema financiero a asumir el asunto en sus balances mediante medidas especiales. Si no, puede ser, pan para hoy y hambre para mañana, como pasó ya con el primer plan de rescate. Las subidas de tipos del BCE son igualmente muy perjudiciales en momentos tan complejos, su mandato exclusivo de inflación, debería ser revisado con urgencia.

También preocupa la situación macro de EE UU. No gustaron los comentarios de la Fed, diciendo que la economía está menos fuerte, y gustó menos, el que no hiciera mención a cualquier posibilidad de una QE3. Pero también está influyendo la situación técnica. Como vemos en el gráfico del futuro del mini S&P 500 la media de 200 sigue resistiendo los ataques, y además por ahí pasa nada menos que la directriz alcista de largo plazo, lo cual refuerza el nivel y le da mayor importancia. Mientras resista... Pero si llega a caer, el primer objetivo de bajada podría ser los 1.200 a 1.215 y eso arrastraría a Europa.