El bono país se sitúa en máximos históricos desde la 'era euro'

El Ibex entra en pérdidas anuales

El selectivo se deja un 1,31% y retrocede a 9.812 puntos, por debajo de los niveles en que cerró 2010. La prima de riesgo vuelve a repuntar hasta los 284 puntos.

La semana no podía cerrarse con peores perspectivas en el selectivo. La caída del 2,77% de ayer ha tenido su continuación en el día de hoy, con un retroceso del 1,31% que sitúa al Ibex en 9.812 puntos, el peor nivel desde el mes de enero y por debajo de los 9.859 con los que cerró 2010. Tras la jornada de hoy, la semana se salda con un retroceso del 3,18%.

Tras unos comienzos con subidas cercanas al 1%, a media sesión la tendencia se ha tornado negativa hasta definitivamente cerrar en rojo. El sector bancario ha sido el principal damnificado, arrastrado por la decisión de la agencia de calificación Moody's de poner en revisión ante una posible rebaja a 16 bancos italianos, entre ellos Intesa Sanpaolo y Banca Nazionale del Lavoro (BNL). El primero de ellos, junto a Unicredit, podrían atravesar problemas de capitalización. Así, la Bolsa italiana cae un 1,61% y el sector financiero cede terreno a pasos agigantados. Unicredit se ha dejado un 5,27%, Intesa un 4%, Banca Popolare di Milano cede un 2,63% y Banca Monte dei Paschi di Siena resta en el entorno del 2,5%.

Una inestabilidad que ha contagiado a los bancos del Ibex y a la prima de riesgo, que ha vuelto a dispararse hasta los 284,2 puntos básicos. La rentabilidad del bono español llega al 5,67%, mientras que la del griego baja miínimamente hasta el 16,78%.

IBEX 35 8.649,50 -0,77%

Bankinter ha sido la entidad financiera más afectada en el parqué, dejándose un 3,17%, seguida por Banco Popular (-2,04%), Sabadell (-1,76), Santander (-1,42%) y BBVA (-1,07%) . Apenas dos valores han conseguido salvar la jornada y cerrar en números verdes: Acelor con un 0,76% y Acerinox (+0,25%).

La apertura de Wall Street en negativo tampoco ha ayudado a despejar las dudas, por lo que, junto a la inestabilidad italiana y a la casi permanente incertidumbre griega, ha creado una atmósfera en la que se ha llegado a temer por la pérdida de los 9.800 puntos en el electivo.

"Las noticias que nos llegan cada día de Grecia no terminan de despejar las dudas de si finalmente habrá default de su deuda este verano", explica Miguel Paz, de Unicorp Patrimonio. "Por tanto, de aquí hasta el próximo día 28, tenemos la volatilidad asegurada. Este partido cada vez parece más épico para los alcistas, ya que tampoco ayuda el ambiente, puesto que los datos macro a uno y otro lado del atlántico tampoco apoyan", añade.

Ese día, el Parlamento heleno tiene que aprobar los ajustes fiscales, lo que llevaría al desbloqueo del 5º tramo de ayudas y al inicio de conversaciones para aprobar un segundo paquete de ayudas. "En este sentido, es clave que la oposición griega modifique su discurso y apruebe las medidas de austeridad", comentan desde Renta 4.

El euro no ha escapado a los retrocesos: baja en torno al 0,5% y llega a los 1,41 dólares frente a los 1,425 en los que cerraba ayer. Tampoco el petróleo, que también continúa en la senda bajista y ya se sitúa en los 105,68 dólares, perdiendo hoy un 1,5%.