Posible rebaja de calificación

La advertencia de Moody's lleva a la banca italiana a terreno negativo

Las agencias de calificación vuelven a ser protagonistas una jornada más. Esta mañana Moody's ha puesto en revisión el rating de gran parte del sector financiero italiano y la respuesta de los mercados no se ha hecho esperar. Los bancos han protagonizado las caídas del parqué milanés.

Después de que la agencia de calificación redujese la nota de la deuda italiana el pasado 17 de junio ahora le toca el turno al sector financiero. Moody's ha puesto en observación a 16 entidades ante una posible rebaja de la nota a largo plazo de su deuda y depósitos. Según señala la compañía la decisión refleja "la presión en la calificación a largo plazo proveniente de una potencial revaluación de las actividades se apoyo sistemático asumidas".

El bajo crecimiento económico, los mercados financieros y las dificultades para reducir el déficit son algunos de los motivos que propician esta situación.

Como ingrediente añadido, cada vez son más los rumores que apuntan a que Unicredit e Intesa San Paolo tienen problemas de capitalización.

De esta manera, los números rojos han sido el denominador común del sector. Unicredit ha cedido un 5,27%, Generali se ha dejado un 4,03% y Banca Monte dei Paschi di Siena retrocede un 2,65%.

Estas noticias se suman a la reducción que en mayo efectuó Standard & Poor's (S&P) a la nota crediticia de Italia que pasó de estable a negativa. Además, días después cuatro entidades, entre las que destacan BNL e Intensa Sanpaolo, sufrieron las mismas consecuencias.