El Ifo aumenta por primera vez desde febrero

Alemania consigue capear la crisis de deuda

La confianza empresarial alemana mejoró contra todo pronóstico durante el mes de junio. El índice Ifo ha aumentado ligeramente y pasa de los 114,2 puntos registrados en mayo a los 114,5 de este mes. El dato demuestra que la principal economía europea es capaz de sortear la crisis de deuda y la desaceleración.

La tasa de desempleo ha alcanzado su nivel más bajo en dos décadas gracias al empuje que las empresas germanas han dado a la contratación. El pasado 10 de junio el Bundesbank elevó su previsión de crecimiento para este año y la sitúa en el 3,8%. No ha advertido de la posibilidad de que la economía atreviese algunas dificultades derivadas de los problemas a los que se enfrenta Grecia con una posible reestructuración de su deuda pisándole los talones.

Los últimos datos difundidos hacían presagiar que la economía alemana mostraba signos de desaceleración después de expandirse un 1,5% durante el primer trimestre. El crecimiento del sector manufacturero se debilitó mientras la confianza del inversor alcanzaba su nivel más bajo en dos décadas. A ello hay que añadir el descenso sufrido por las exportaciones en abril.

En un momento en el que los gobiernos se afanan por recortar su presupuesto y el enfriamiento de la economía mundial afecta a las exportaciones, solo queda confiar en la demanda interna para reactivar las ventas.