La Fed y su abultado balance

Si algo tiene de bueno Internet es el acceso que ha dado a cualquier inversor particular a una ingente cantidad de información que hace años era coto privado de las grandes corporaciones, siendo estas las únicas que tenían el personal y los recursos necesarios para recopilarla. Hoy en día cualquiera puede entrar en la web del Banco Central de un país, del Ministerio de turno o de la mismísima Reserva Federal y tener acceso a la documentación que estos organismos y muchos otros publican de manera periódica.

Así es como, buscando en la página de la Reserva Federal, podemos encontrar los datos que semanalmente publican de su balance, es decir, de los activos que tiene, su capital, etc. Para los curiosos, pueden consultarlo en la siguiente dirección: http://www.federalreserve.gov/releases/h41/current/.

Con los últimos datos publicados, destaca como los activos en su balance ascienden a 2,85 billones (europeos) de dólares, con una subida de más del 300 % respecto al que tenía a cierre de 2007, antes de que estallara la crisis. A finales de junio, cuando terminen con el QE2, esa cifra estará aún más cerca de los 3 billones, casi nada.

Algunas otras cosas que llaman la atención son los 119.093 millones de deuda de agencias, que aclaran es el valor nominal (me pregunto cual sería el valor que le darían a esa deuda si estuviera en el balance de una Caja española por poner un ejemplo), y los 917.856 millones de MBS (Mortage-Backed Securities), es decir, activos respaldados por hipotecas que compraron en lo peor de la crisis a los bancos de inversión del país para darles liquidez. Añaden en una nota que esta deuda está garantizada por Fannie Mae, Freddy Mac y Ginnie Mae, ya me quedo más tranquilo,

Pero el dato más llamativo de todos es el capital, que asciende a 52.689 millones de dólares, lo cual quiere decir que a 8 de junio de 2011 el apalancamiento de la FED es de 54 veces, lo que equivaldría a un core capital inferior al 2%. Si en vez de Reserva Federal se llamara Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Ben Bernanke estoy seguro de que no obtendría una Triple A de las agencias de calificación anglosajonas, pero es la ventaja que tiene el poder darle a la maquinita e imprimir billetes.

Resulta curioso que con las nuevas normativas de Basilea III se exija a los bancos que reduzcan el apalancamiento y mejoren sus ratios de capital y mientras los bancos centrales tiran la casa por la ventana comprando activos tóxicos a cualquiera que se los venda. Bueno, a cualquiera no, solo a los "too big to jail".

En su defensa, decir que el BCE no está mucho mejor. Habrá que ver qué pasa con su capital si Grecia acaba en default, ya que según algunas estimaciones acumula 45.000 millones en bonos griegos, al margen de los que tenga de Portugal e Irlanda.

Son los efectos de la crisis y de la política de creación de dinero que se ha seguido en estos años, pero, ¿realmente ha merecido la pena el esfuerzo?

Si nos vamos a los datos económicos publicados en USA últimamente y lo comparamos con lo que nos contaron que pretendían parece claro que no.

La creación de empleo, teniendo en cuenta que se han inyectado casi dos billones de dólares, ha sido decepcionante. El consumo solo se consiguió aumentarlo a base de subvenciones, como en el caso de las casas y los coches. En su momento se vendió como una reactivación lo que posteriormente solo fue un espejismo.

Los políticos nos tomaron por tontos cuando clamaban que había brotes verdes, porque esos planes no crearon nuevo consumo, solo adelantaron consumo futuro. Los pocos con posibilidades para comprar casa o coche y que dudaban por la situación económica se animaron alentados por las ayudas, pero una vez que compraron se acabó con esa demanda futura. Eso se ve bien en los gráficos, con un repunte en los meses en los que se dieron las ayudas y vuelta a los niveles anteriores cuando se terminaron.

Pero volviendo al título del artículo, si la situación no ha mejorado gran cosa poniendo sobre la mesa dos billones de dólares, ¿qué pasará cuando la FED deje de meter dinero en la economía? De momento eso parece que se preguntan los mercados, que por si acaso, y tras una subida de más del 100% en un periodo corto de tiempo recogen velas y se quedan mirando desde la barrera.

Uno, que es malpensado en temas bursátiles por naturaleza, se pregunta si no será esta la manera que tienen de forzar un QE3, ya que los grandes bancos de inversión que mueven los hilos saben que si cae la bolsa la economía irá detrás por el pesimismo que provoca en los consumidores, así que haciendo caja y bajando los mercados quizás consigan una nueva dosis de su droga preferida, la liquidez.

De lo que pase el día que la FED intente vender su cartera de bonos al mercado mejor no hablamos.