Y que añada medidas adicionales, si es necesario

La UE pide a España que evalúe la reforma laboral vigente a finales de 2011

Los ministros de Empleo de la UE pidieron hoy a España que evalúe a finales de este año el impacto de la reforma laboral aprobada en 2010 y que la acompañe, si es necesario, de medidas adicionales para reducir la segmentación y aumentar las oportunidades para jóvenes, según informaron fuentes diplomáticas.

æpermil;sta es una de las recomendaciones efectuadas por la Comisión Europea, que fueron respaldadas hoy por los ministros de Empleo europeos reunidos en Luxemburgo, como uno de los pasos previos a su adopción definitiva por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, la semana próxima en Bruselas.

Los ministros de Empleo también han pedido a España que apruebe y aplique la reforma de la negociación colectiva, y que garantice que el sistema salarial "refleja mejor la productividad y las condiciones de las empresas locales" con objeto de darles flexibilidad para que se adapten a la situación económica.

Asimismo, el texto propuesto por la Comisión Europea y respaldado hoy por los ministros de Empleo insta a España a poner en marcha la reforma de las pensiones y a realizar actualizaciones regulares de la edad de jubilación y del cálculo de las prestaciones en línea con los cambios en la esperanza de vida.

Finalmente, se ha retirado del documento la recomendación de reducir las cotizaciones a la Seguridad Social y de compensar esta bajada de ingresos con un aumento del IVA o de los impuestos energéticos, ante la petición que efectuó España a la Comisión Europea en este sentido.

La secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, defendió hoy en Luxemburgo las reformas adoptadas por su Gobierno "en muy poco tiempo" para reordenar el mercado laboral español, según informó en un comunicado.

Asimismo, recordó que la indexación salarial en España "corresponde a los interlocutores sociales" (no al Gobierno) y pidió a la Comisión que en el futuro dé más tiempo a los estados miembros para que analicen sus recomendaciones antes de hacerlas públicas.

En todo caso, Rodríguez aseguró que España comparte las reflexiones expuestas por la Comisión sobre el mercado de trabajo y, en especial, "la necesidad de hacer un esfuerzo para aumentar la tasa de empleo, luchar contra el desempleo estructural, sobre todo de mujeres, mayores y jóvenes, reducir el fracaso escolar y lograr que los salarios reflejen de manera más adecuada la productividad".

Las recomendaciones para España se enmarcan dentro de un ejercicio más amplio de consejos específicos para cada uno de los países de la Unión Europea, que deberán inspirar la redacción de los presupuestos y programas de reformas nacionales del próximo ejercicio.

El Consejo de Empleo aprobó hoy el paquete de recomendaciones para todos los estados comunitarios, con la reserva de cuatro países (Chipre, Bélgica, Malta y Reino Unido) respecto sus propios capítulos, según informaron fuentes diplomáticas.