Mantiene sin cambios las previsiones de crecimiento españolas

El FMI excluye a España de la aceleración económica europea

El FMI ha revisado hoy al alza en cuatro décimas la previsión de crecimiento de la Unión Europea para este año, hasta el 2%, pero mantiene sin cambios los pronósticos para España

El FMI prevé una aceleración del crecimiento económico en la Unión Europea este año, pero no de España, a la que pronostica un crecimiento del 0,8% en 2011, la misma cifra que hace dos meses.

Sin embargo, para 2012, la zona del euro tiene previsto un crecimiento del 1,7%, una décima menos que lo calculado abril, mientras que la actividad económica española mantendría un ritmo de crecimiento del 1,6%.

Las expectativas del FMI en su informe sobre Perspectivas Económicas Mundiales siguen estando por debajo de las cifras oficiales del Gobierno español, que contempla para este año un crecimiento del 1,3%, y del 2,3% para el próximo.

El FMI deja claro que la aceleración del crecimiento económico europeo se basa en dos países, Alemania y Francia, gracias a un mayor optimismo inversor, que destaca sobre los riesgos que todavía planean sobre los países periféricos.

Alemania crecerá este año un 3,2%, siete décimas más de lo que se preveía hace solo dos meses, aunque el año que viene lo hará un 2 %, una décima menos que en abril. En el caso de Francia, el FMI ha elevado el crecimiento previsto este año en cinco décimas, hasta el 2,1%, y para el año que viene, en una décima, hasta el 1,9%.

Otros países de la zona del euro no salen tan beneficiados; Italia ve rebajada sus expectativas de crecimiento en una décima, hasta el 1%.

Dos realidades en la UE

El FMI observa cómo sigue habiendo dos realidades en la Unión Europea. Por un lado, la reactivación económica se va consolidando en algunos países, en tanto que sobre los periféricos siguen planeando incertidumbres económicas y riesgos financieros.

En el informe, el FMI indica que los mercados siguen preocupados por los riesgos soberanos de algunos países de la periferia de la zona del euro, que están registrando aumentos en sus primas de riesgo.

Cita en concreto el caso de Grecia, donde los mercados siguen preocupados sobre la determinación y capacidad política del Gobierno para hacer los ajustes necesarios y asegurarse los fondos para llevarlos a cabo.

La debilidad de EE UU ralentiza el PIB global en 2011 al 4,3%

La economía mundial crecerá en 2011 un 4,3%, una décima menos de lo pronosticado en abril pasado por el FMI, debido en parte al débil comportamiento de EE UU, cuyas previsiones anuales se reducen en tres décimas, hasta el 2,5%.

El ritmo de recuperación global sigue a dos velocidades en 2011: las economías avanzadas registrarán una tasa positiva de 2,2 % frente al 6,6 % de los mercados emergentes.