Cierre de sesión

Wall Street suda la camiseta

A diferencia de lo que ocurría ayer, los datos macro de esta jornada aliviaron parte del malestar por la débil recuperación económica de Estados Unidos. Pero no fueron suficientes para socorrer a todos los selectivos, que hoy se emplearon a fondo por volver a las ganancias. El Dow Jones y el S&P 500 evitan la caída; el Nasdaq no.

Después del varapalo del miércoles, el parqué neoyorquino peleó hoy por superar los reveses encajados últimamente y revertir la corriente bajista. Pese a las idas y venidas constantes, las alzas parecían afianzas. Sin embargo, en el último tramo, el rebote perdió fuelle.

Con todo, el Dow Jones gana un 0,54% (11.961 puntos) y el S&P 500 salva in extremis el día con un avance del 0,18% (1.267 enteros). El tecnológico Nasdaq cede un 0,29% (2.623 puntos).

La volatilidad persiste en la Bolsa de Nueva York, sobre la que también continúa planeando la preocupación por la crisis de deuda en Europa, con el segundo rescate a Grecia como principal foco de recelo.

Este jueves, el Fondo Monetario Internacional aseguraba que aunque el apoyo a la economía helena está condicionada a la adopción de nuevas reformas, el resultado será "positivo". Una declaración a la que los operadores se agarraron como una clavo ardiendo para argumentar las compras.

En el ámbito domestico, si bien las referencias publicadas ayer contribuían al desplome bursátil, hoy hubo varios datos favorables que ejercían como amarre.

El déficit por cuenta corriente mejoró las previsiones en el primer trimestre y quedó en 119.300 millones de dólares, frente a los 130.000 millones pronosticados.

Las peticiones iniciales de desempleo registradas en la última semana también resultaron mejor de lo esperado, con 414.000 solicitudes en ese periodo cuando los analistas habían adelantado 420.000. No obstante, el conjunto de perceptores de subsidio superó las expectativas y alcanzó los 3.675.000, frente a los 3.670.000 avanzados. Pero se trataba de ver el vaso medio lleno y los inversores ponderaron la perspectiva más beneficiosa.

Asimismo, los permisos de construcción llegaron a 612.000 en mayo, sobre los 557.000 previstos. Respecto al mes anterior, este número representa un aumento del 8,7%.

En la agenda del día hubo también hueco para un indicador menos alentador: la encuesta manufacturera de la Fed de Philadelphia, cuyo cálculo correspondiente a junio se coloca en -7,7 puntos. Un dato que decepcionó -con mucho- las predicciones fijadas en los 7 puntos.

Empresas

La radio por internet Pandora, que ayer debutaba en la Bolsa de Nueva York con un alza en la acción del 9% -aunque llegó a revalorizarse un 60% en el día-, se desinfla solo un día después. La acción pierde un 23%.

También los títulos de Citigroup cayeron un 1%, una vez que ayer el banco publicara que un ataque cibernético ha afectado a las tarjetas de crédito de unos 360.000 clientes, más de los anunciados al principio.

Por otra parte, el toque de campana de este jueves corrió a cargo del presidente y consejero delegado de IBM, Samuel Palmisano, que celebraba así el centenario del grupo informático. Las acciones del grupo subieron hoy un 0,21%.

Respecto a las materias primas, el barril de crudo de Texas sube el 0,15% y acaba en 94,95 dólares.