El pico del spread fue en enero, con 267,4 puntos básicos

El bono español, en máximos desde 1997

La rentabilidad del bono español cotiza en la mañana de hoy en el 5,5%, el máximo desde que se implementó la moneda única en el espacio europeo.

Dicen los inversores que apostar por la deuda española es más arriesgado hoy que ayer. Pero también, evidentemente, más rentable. El bono español cotiza en la mañana de hoy en 5,6%, el máximo desde 1997. Es decir, el récord desde que el euro impera en la economía española.

El diferencial también escala posiciones, y está en máximos anuales. La anterior referencia fue en enero, cuando tocó los 267,44 puntos básicos. Aún está lejos, eso sí, de los 283 puntos básicos que superó en noviembre del año pasado, cuando se produjo el rescate de Irlanda.

Irlanda, precisamente, por el contrario, mejoraba el diferencial de su bono con el alemán y comenzaba el día en 850 puntos básicos, con un rendimiento del 11,47 %, inferior al de ayer.

Lejos de estos porcentajes, el rendimiento que ofrecía el bono español a primera hora se situaba en el 5,572 %, por encima del 5,548 % de la jornada precedente, en tanto que el alemán situaba la rentabilidad del "bund" en el 2,919 %, inferior al 2,953 % que pagaba ayer.

Los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS) referentes a España cotizaban en la apertura a 284.570 dólares anuales para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares en bonos españoles a 10 años.

Respecto a los futuros, los que pronostican el comportamiento de la deuda europea subían hasta el 126,40 % desde el 125,95 % de la víspera, en tanto que los que anticipan el comportamiento de la estadounidense parten hoy del 123,30 %.