Pide a sus diputados que no le abandonen

Papandréu aplaza hasta el viernes la remodelación de su equipo

El primer ministro de Grecia, el socialista Yorgos Papandréu, ha pedido hoy a sus diputados que no le abandonen en la lucha para evitar la quiebra del país, ante el creciente descontento entre sus correligionarios por las impopulares medidas de austeridad y ha aplazado la remodelación de su equipo hasta mañana viernes por la mañana.

"Ahora no es el momento de renunciar, ahora es el momento de seguir adelante", dijo Papandréu en un discurso extraordinario dirigido a su grupo parlamentario, que cuenta con una mayoría absoluta de 155 diputados de los 300 del hemiciclo.

Dos diputados de su formación abandonaron hoy sus escaños y fueron sustituidos por otros dos políticos de las listas socialistas, mientras que recientemente otro parlamentario renunció, haciendo perder a su formación su voto.

"Estoy ante ustedes con la fuerza que debe tener un jefe de gobierno. Y he dado la batalla para mantener al país en pie contra los intereses de los que no quieren ser responsables", afirmó para criticar el rechazo de la oposición a un gobierno de unidad nacional.

Aunque recordó que su gabinete "heredó" en 2009 del anterior ejecutivo conservador el enorme déficit que ha llevado al país al borde de la bancarrota, volvió a tender la mano a la oposición de Nueva Democracia para formar un gobierno de unidad.

"El país pasa por horas cruciales y ahora lo más importante es la estabilidad", subrayó, para agregar: "pasamos por un momento difícil y no debemos rendirnos".

Dijo que comprende "el dolor y la ira" que han causado las duras medidas de ajuste, pero llamó a sus conciudadanos a abandonar "la lógica de que la culpa es de otros, lo que lleva a la inercia y a depender de los acreedores".

Por ello, instó a seguir luchando para "cambiar el país", pues la ausencia de reformas es lo que llevó a Grecia a caer en una espiral de deuda.

También dedicó críticas a sus socios de la Unión Europea, que no terminan de ponerse de acuerdo en las medidas para apoyar a Atenas.

"Debemos de hacer frente también a la falta de coordinación dentro de la propia Unión Europa, de sus errores en cómo gestionar la crisis ante una situación sin precedentes", declaró Papandréu.

El primer ministro también aseguró que Grecia debe hacer lo posible para garantizar "unas reglas internacionales", que ahora no existen, "para las agencias de calificación, los especuladores, los paraísos fiscales en los que evaden impuestos y un sistema bancario internacional sin transparencia".

Aplaza unas horas la remodelación de su equipo

El portavoz del gobierno heleno, Yorgos Petalotis, ha afirmado que "la remodelación se anunciará mañana a las 09.00 (6.00 GMT) y el nuevo gabinete jurará su cargo a las 13.00 horas (10.00 GMT)".

Papandréu trató durante toda la jornada de que los diputados de su partido descontentos por las últimas medidas de austeridad aprobadas no le abandonen en su lucha para evitar la quiebra del país.