La sanción es de 250.000 euros

La CMT multa a Vodafone por poner trabas a la portabilidad

Puede que la intención de Vodafone no fuera retrasar o impedir la portabilidad de sus clientes, pero ése fue el resultado de su actitud y la CMT ha multado por ello a la compañía.

Vodafone fue "responsable directa de la comisión de una infracción muy grave". æpermil;sta es la conclusión a la que ha llegado la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), después de investigar durante un año determinados problemas que surgieron en el arranque en 2010 del nuevo sistema de portabilidad móvil. Y por ello ha impuesto una multa a Vodafone de 250.000 euros.

Las modificaciones en este procedimiento pretendían dar mayor agilidad para que los usuarios y las operadoras pudieran hacer efectivo el cambio de compañía de móvil más fácilmente y con mayor rapidez. Es cierto que la complejidad técnica llevó a varios operadores a pedir el aplazamiento de la entrada en funcionamiento, pero tras ampliar el plazo y cuanto todas las otras empresas ya estaban preparadas, Vodafone seguía siendo incapaz de sacar adelante el proceso.

El resultado fue que clientes que querían irse de Vodafone a otras operadoras y llevarse con ellos su número de teléfono sufrieron problemas y retrasos, lo que perjudicó y afectó a la imagen de las compañías que habían captado esos usuarios.

La CMT, sin embargo, descarta que Vodafone adoptara esta actitud para frenar la salida de clientes. La investigación concluye que no hubo "dolo o intencionalidad de Vodafone en la comisión de la infracción". "Analizada la culpabilidad de Vodafone en la realización de la infracción que se sanciona, se ha podido determinar la existencia de una actuación negligente por parte de esta entidad, sin embargo no ha se ha determinado que existiera en Vodafone la voluntad dolosa de no cumplir con las obligaciones que tiene impuestas como operador", dice la resolución de la CMT del pasado día 2. La conducta tampoco ha tenido carácter recurrente, añade el regulador. De ahí que la multa sea limitada y no de varios millones como podría haber sido. De hecho, la instructora del expediente había propuesto una sanción de medio millón de euros.