Letras y obligaciones

El Tesoro espera colocar hasta 9.000 millones en deuda

El Tesoro Público se someterá a una nueva prueba en los mercados esta semana y tratará de colocar hasta 9.000 millones de euros en letras y obligaciones, después de que la prima de riesgo haya vuelto a rondar los 260 puntos básicos por las dudas que genera el nuevo mecanismo de ayuda para Grecia.

En concreto, el Tesoro intentará colocar entre 4.500 y 5.500 millones de euros en letras a 12 y 18 meses mañana martes 14 junio, un tipo de papel que emitió por última vez el pasado 17 de mayo, cuando colocó con éxito casi el máximo previsto a tipos más bajos y en medio de una demanda muy elevada.

Dos días después, el jueves 16 de junio, el organismo dependiente del Ministerio de Economía tratará de emitir entre 2.500 y 3.500 millones de euros en obligaciones a 15 años, con un cupón corto del 2,21% y un vencimiento a 30 de julio de 2026, y en una subasta adicional de obligaciones con vencimiento a 30 de julio de 2019 y con un cupón corrido del 2,74%.

La última vez que el Tesoro subastó obligaciones a 15 años fue el pasado 20 de abril, cuando colocó 3.372,45 millones, aunque tuvo que subir los tipos para situar la emisión en la parte alta del rango.

Las subastas de la próxima semana supondrán nuevas pruebas para el Tesoro, que una vez más tendrá que demostrar su capacidad para colocar la deuda a pesar de las dudas que aún persisten en los mercados.

En lo que va de año, el Tesoro ha logrado resolver con cierto éxito todas las emisiones, aunque en alguna ocasión se ha visto obligado a subir el interés para colocar más papel. De hecho, en la última emisión (2 de junio) el Tesoro se acercó al máximo previsto al colocar 3.952 millones en bonos a tres años y en un bono ''off the run'' con vencimiento en 2015.

Además, las emisiones de esta semana servirán para demostrar si la última reforma aprobada por el Gobierno, la de la negociación colectiva, ha tenido algún efecto en los mercados, aunque el Ejecutivo no logró finalmente su objetivo, que era sacar adelante una reforma pactada con empresarios y sindicatos.