Las aficiones de los presidentes de las empresas españolas

¿Qué hacen en su tiempo libre los grandes empresarios?

Alierta, Botín, Sánchez Galán... La cara más personal de los grandes empresarios españoles permanece oculta para la mayoría de los ciudadanos, que solo conoce su imagen más seria y profesional. Pero ¿qué hacen en su tiempo libre? ¿Qué les gusta?

Golf
Golf

Tener una fortuna de 22.000 millones de euros y ser el séptimo hombre más rico del mundo no es incompatible con tener gustos sencillos. Esta idea debe rondar por la cabeza de los trabajadores de Inditex cuando ven al dueño del grupo hacer cola en la cantina de la compañía. A Amancio Ortega le encantan los platos de cuchara y los días que el comedor empresarial sirve legumbres es difícil no verle sentado entre su plantilla. Un ritual al que posteriormente le suele seguir una partida de cartas que sirve para partir unas interminables jornadas laborales.

La gastronomía tampoco preocupa mucho al banquero más poderoso de Europa. Como buen cántabro el manjar preferido de Emilio Botín son unas buenas sardinas en conserva. En su defecto, tortilla francesa o algo de embutido. Gustos frugales que se suelen permitir el lujo de ir acompañados con un buen vino de Ribera Duero. Precisamente cerca de esta zona, el banquero cuenta con una gran finca en la que suele descansar los fines de semana que no pasa en su Santander natal.

En Los Castaños (Ciudad Real) Botín cuenta con un terreno de 11.000 hectáreas de superficie donde suele practicar la caza, una de sus actividades campestres favoritas junto con la pesca. Aficiones que el santanderino comparte con Isidoro Álvarez. La única diferencia es que el presidente de El Corte Inglés suele interrumpir su recorrido de vez en cuando para echar un pitillo. Desde luego eso dicen personas cercanas que le definen como un fumador empedernido.

El campo también es una de las pasiones de Ignacio Sánchez Galán. El salmantino cuenta con una gran finca en su provincia de origen en la que cría a su propia ganadería. Su pasión por los toros es conocida y es común verle en el tendido de Vista Alegre durante la semana grande de Bilbao, ciudad donde Iberdrola mantiene su sede social.

En la ciudad vasca también están las raíces de BBVA. Sin embargo, los hobbies de su máximo dirigente suelen ir más por el terreno de la tecnología. Francisco González es fan de las últimas novedades electrónicas, siendo un habitual de las conferencias anuales que Bill Gates suele llevar a cabo durante la presentación de los resultados de Microsoft. Además, el deporte también ocupa bastante parte de su tiempo libre, especialmente el golf. Una afición que comparte con su homólogo del Santander.

El deporte es un entretenimiento para bastantes de los grandes empresarios de este país. De hecho hay algunos que lo han llegado a convertir en parte de su vida profesional. Florentino Pérez es el máximo exponente. El presidente de ACS también lo es del Real Madrid y su presencia por los campos de fútbol de primera división es habitual. Este hecho hace que sea posible que si visita el estadio del Zaragoza se pueda encontrar con César Alierta. El dirigente de Telefónica es un hincha acérrimo del club de su ciudad y no suele perderse partido alguno.

Y es que hay cosas que no están reñidas. De puertas para afuera son hombres de negocio, empresarios de éxito con impolutos trajes de chaqueta. De puertas para adentro, sin embargo, el cielo empresarial baja a la tierra y los placeres son, para todos, parecidos y cotidianos.