Se estudia una nueva herramienta

Facebook vuelve a estar bajo control de la UE por la privacidad

Facebook vuelve a ser objeto del escrutinio de los reguladores estadounidenses y europeos. La compañía ha introducido un servicio llamado sugerencias para etiquetas que permite etiquetar a amigos a través del reconocimiento facial, sin autorización previa.

El comité de la UE Artículo 29 Data Protection Working Party (del que forma parte Artemi Rallo, director de la Agencia Española de Protección de Datos) está siguiendo el asunto, así como las autoridades irlandesas. "Las etiquetas en las fotos deberían producirse solo con el consentimiento de antemano y no puede ser activado por defecto", asegura Gerard Lommel, miembro del grupo Artículo 29. En su opinión, este etiquetado automático puede conllevar "muchos riesgos para los usuarios" y, por eso, va a "dejar claro" a Facebook "que esto no se puede hacer de esta manera".

Facebook asegura que las sugerencias solo se realizan cuando se agregan nuevas fotos al sitio, y solo se sugieren usuarios de la lista de amigos, dejando de lado a cualquier desconocido.

Las decisiones del grupo Artículo 29 no son vinculantes, pero su opinión pesa en las decisiones de las autoridades locales. En EE UU, Electronic Privacy Information Center, un grupo de presión que defiende la privacidad en la red, anunció ayer que demandará a Facebook por este software ante la Federal Trade Commission, las autoridades de la competencia del país.