Aumentan los riesgos a una ralentización

La Reserva Federal alerta de más amenazas a la recuperación EE UU

El encarecimiento de las materias primas y la caída de los precios de la vivienda pueden suponer un frenazo para la recuperación económica del país.

El presidente del banco de la Reserva Federal de Nueva York, William Dudley, afirmó hoy que las amenazas a la recuperación económica de EE UU han aumentado, en parte por el encarecimiento de las materias primas y la caída de los precios de la vivienda, aunque prevé un "repunte" en la segunda mitad de 2011.

"Aunque espero que la moderada recuperación económica continúe, la reciente publicación de datos macroeconómicos decepcionantes sugiere que los riesgos a una ralentización han aumentado", dijo Dudley en una conferencia organizada por la Cámara de Comercio de Brooklyn (Nueva York).

El presidente del banco neoyorquino de la Reserva Federal destacó entre esas amenazas los elevados precios del petróleo y las materias primas, que han "constreñido aún más los ya de por sí ajustados presupuestos de muchas familias", y la nueva caída de los precios de la vivienda, que podría "desanimar más de lo esperado la actividad de ese sector".

Dudley también citó la ralentización del aumento del gasto de los consumidores y los "agresivos recortes de gasto a corto plazo del Gobierno, así como las subidas de impuestos", y afirmó que un "plan creíble de consolidación fiscal a largo plazo es profundamente necesario".

Al igual que hiciera hace tres días el presidente del banco central estadounidense, Ben Bernanke, en su discurso en la Conferencia Monetaria Internacional de Atlanta, Dudley anticipó que "el crecimiento económico vivirá un repunte hacia la segunda mitad de 2011, suficiente para mantener la moderada recuperación" de la economía del país.

Por ello, a pesar de los riesgos citados y de otros "temporales" como los efectos del terremoto en Japón o las inundaciones y temporales en Estados Unidos, el presidente del banco neoyorquino de la Reserva Federal prevé que la recuperación continúe porque "muchos fundamentos de la economía han mejorado desde el año pasado".

Entre ellos destacó la mejora de las condiciones financieras -aunque las pequeñas y medianas empresas todavía tienen dificultades para acceder al crédito-, el descenso de la deuda de las familias estadounidenses y la "robusta" demanda en el exterior, particularmente en Asia.

"Lo más importante, y a pesar del informe de empleo en EEUU de mayo, es que el mercado laboral parece más sólido que hace un año", dijo Dudley, quien aseguró que "las compañías privadas crearon más trabajo a un ritmo más rápido en los últimos cinco meses de lo que lo habían hecho el año pasado, suficiente para compensar los despidos del Gobierno".

El máximo responsable del banco de la Reserva Federal en Nueva York agregó que el crecimiento económico en lo que va de año ha sido "decepcionante", con un aumento del Producto Interior Bruto (PIB) del 1,8 % entre enero y marzo, al tiempo que avanzó que "los datos disponibles sugieren que la expansión en este trimestre no será mucho mejor".