Al grito de "manos arriba esto es un contrato"

Los 'indignados' se cuelan en la sede de la CEOE

Cerca de 40 jóvenes, vinculados al movimiento 15-M, entraron hoy en la sede de la CEOE gritando "manos arriba, esto es un contrato" para protestar contra las condiciones que la patronal defiende para la reforma de la negociación colectiva.

Un grupo de 'indignados' del 15-M han entrado en la sede de la patronal hoy en Madrid
Un grupo de 'indignados' del 15-M han entrado en la sede de la patronal hoy en Madrid

Según fuentes de la CEOE, los jóvenes no pasaron de la recepción del edificio y se manifestaron de forma pacífica en todo momento, sin que haya habido altercado alguno.

Antes de marcharse, los jóvenes leyeron un manifiesto en el que criticaban el intento de los empresarios de fijar condiciones laborales abusivas, al pretender acabar con la prórroga automática de los convenios (ultraactividad) o alargar el contrato de prácticas.

Previamente, los manifestantes representaron una sátira en la que supuestos capataces ofrecían jóvenes maniatados y amordazados a un personaje enmascarado y con levita, al que llamaban "Don Dinero", al tiempo que le invitaban a contratarles como becarios por un periodo de veinte años y le aseguraban que los aspirantes estaban dispuestos incluso a pagar por trabajar.

"Vamos", decía el personaje "Don Dinero", "negociemos colectivamente el precio de estos esclavos". Los manifestantes aclararon que la acción llevada a cabo era a título individual a pesar de sentirse vinculados al movimiento 15-M.