Tras conocer el origen

Bruselas dice que Alemania no exportó brotes probables causantes de la infección

La Comisión Europea (CE) ha confirmado hoy que Alemania no exportó a otros países comunitarios semillas germinadas procedentes de la explotación señalada por las autoridades como probable origen de la infección de la cepa agresiva de la bacteria "E.coli".

"Según las informaciones del Gobierno germano, esos productos han sido consumidos únicamente en Alemania", ha afirmado hoy en rueda de prensa el portavoz de Sanidad del Ejecutivo comunitario, Fréderic Vincent.

El portavoz ha dado la bienvenida al levantamiento de la alerta contra el consumo de pepinos, lechugas y tomates crudos anunciado por Alemania tras constatar que la infección tiene "con casi absoluta seguridad" su origen en semillas germinadas, aunque ha precisado que esto "aún debe ser confirmado". Tras los últimos hallazgos de las autoridades alemanas, "estamos viendo la luz al final del túnel" en la crisis sanitaria causada por el brote de "E.Coli", según Vincent.

La investigación que ha llevado a señalar a una explotación del norteño estado federado de la Baja-Sajonia como probable foco de la infección "es puramente estadística", ha señalado el portavoz en respuesta a las preguntas de los medios.La cepa de la bacteria causante de las graves infecciones "aún no ha sido encontrada" en la explotación precintada por las autoridades alemanas, lo que quiere decir que dicho microorganismo "no se encuentra ya en ese lugar" o que todos los productos contaminados "han sido ya consumidos", ha añadido Vincent.

El portavoz ha recalcado la complejidad del proceso de encontrar el origen de la infección a lo largo de la cadena alimentaria, una tarea que comparó con "una investigación policial". Al ser preguntado sobre la gestión de la crisis sanitaria por parte del Gobierno alemán, Vincent ha recordado las últimas declaraciones del portavoz de Sanidad, John Dalli, en las que éste dijo que los estados miembros debían evitar las conclusiones precipitadas a la hora de afrontar una situación de este tipo.

"Ha sido una crisis sanitaria de una amplitud inusual en la Unión Europea (UE)", ha concluido Vincent, quien ha añadido que la bacteria ha afectado a centenares de personas y ha causado por el momento 29 muertos en Alemania y 1 en Suecia.