No lamenta haber roto las negociaciones con los sindicatos

Rosell espera que el Gobierno rectifique el borrador de negociación colectiva

El presidente de la CEOE lamenta que el borrador del Gobierno no recoja sus posiciones principales: flexibilidad y finalización de la ultraactividad de los convenios. Niega además que hayan cambiado de postura después del 22-M.

De izda. a dcha., el presidente de Cepyme, Jesús Terciado; Juan Rosell, presidente de CEOE, y el secretario general de CEOE, José María Lacasa.
De izda. a dcha., el presidente de Cepyme, Jesús Terciado; Juan Rosell, presidente de CEOE, y el secretario general de CEOE, José María Lacasa.

Juan Rosell ha tachado la propuesta del Ministerio de Trabajo sobre los convenios de "decepcionante" y "desequilibrada". El presidente de la CEOE cree que el borrador sobre la negociación colectiva se aleja "bastante" de las posiciones de mínimos de la patronal y de los puntos en los que se había llegado a un acuerdo con los sindicatos

Pese a la primacía de los convenios de empresa sobre los sectoriales, tal como establece el borrador, Rosell demanda más flexibilidad. No se arrepiente de haber roto las negociaciones con los sindicatos, "porque los plazos son los que son", y ha negado que influyeran los posicionamientos políticos en el bloqueo de las negociaciones.

"Había una base más que suficiente de consenso, desgraciadamente parece que el Gobierno se ha olvidado de estos principios de acuerdo", ha señalado Rosell en una rueda de prensa, donde también ha dicho que el borrador del Ejecutivo no va "en la dirección de arreglar los problemas". Por su parte, la secretaria de Estado para el Empleo, María Luz Rodríguez, ha insistido en que el borrador presentado por el Gobierno es "un acta notarial" del acuerdo de mínimos alcanzado hace semanas por ambas partes.

Rosell, que se ha mostrado decepcionado porque los empresarios habían puesto muchas expectativas en esta reforma, ha resaltado que se trata de un "primer borrador" y ha asegurado que los empresarios harán llegar sus recomendaciones a los grupos parlamentarios para poder introducir cambios en el texto vía enmiendas.

El responsable de la patronal de empresarios no descarta nuevas reuniones con los sindicatos y, en todo caso, espera que durante el trámite parlamentario del proyecto de ley se logren cambios favorables a su postura.