Cruce de acusaciones entre PP y PSOE

Alta tensión por las cuentas en Castilla-La Mancha

Las acusaciones del Partido Popular sobre el estado de las cuentas públicas en Castilla-La Mancha han desatado un guerra entre el Gobierno saliente del socialista José María Barreda y el equipo de Dolores de Cospedal, que se hará con el poder en la Junta tras ganar en las elecciones autonómicas.

Se eleva el tono de las acusaciones entre PP y PSOE por las cuentas en Castilla-La Mancha. El PP, que logró hacerse con el poder de este bastión socialista en las elecciones autonómicas del pasado 22 de mayo, echó ayer más leña al fuego al afirmar que la Administración autonómica tiene "150.000 facturas" sin pagar y que "incluso está destruyendo algunas", según informa hoy El País. Previamente, había asegurado que no hay dinero para pagar las nóminas de los funcionarios porque la situación de la Junta es de "quiebra total".

Estas afirmaciones han llevado al Gobierno saliente del socialista José María Barreda a suspender las reuniones de traspaso de poder, por considerarlas "alarmistas" y "desleales". El proceso, que comenzó hace 11 días y culminará con la sesión de investidura el próximo día 16, iba a continuar mañana lunes con dos encuentros.

En su lugar, se celebrará una reunión informal de todos los consejeros en funciones del Ejecutivo autonómico, para estudiar la situación de alarma generada por el PP.

El consejero de Presidencia de la Junta, Santiago Moreno, sostiene que los datos que maneja el PP son "absolutamente falsos" y que forman parte de una estrategia para allanar el camino a futuros recortes que podría llevar a cabo el próximo Gobierno de María Dolores de Cospedal.

La realidad es que la situación económica de Castilla-La Mancha atraviesa por un mal momento, con un déficit al cierre de 2010 superior a 2.000 millones de euros, un 6,47% del PIB, cuatro veces más del máximo permitido para 2011 por el Ministerio de Economía, marcado en el 1,3% del PIB.

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dicho hoy que las comunidades autónomas que "más han gastado en los últimos meses son las del PP", que lo hicieron "cuatro veces más que las gobernadas por el PSOE", y ha invitado a Mariano Rajoy a "predicar con el ejemplo para ser creíble".

El PP pondrá en marcha un "plan de choque"

El PP pondrá en marcha "un plan de choque" de forma inmediata para corregir la situación económica de Castilla-La Mancha, ya que estima que tiene un déficit de 2.000 millones de euros, según ha indicado hoy el coordinador de Economía del PP castellanomanchego, Marcial Marín.

Según ha informado el PP de Castilla-La Mancha en una nota de prensa, Marín justifica el plan de choque porque María Dolores de Cospedal "va a recibir la peor herencia de toda España".

Entre las medidas que el PP llevará a cabo cuando llegue al poder, Marín anunció el cierre de entre el 50% y el 75% de las 95 empresas públicas, donde, a su juicio, trabajan "3.000 colocados del PSOE".

Además, prevé reducir un 50% los cargos de libre disposición y un 20% el gasto corriente, sin tocar educación, sanidad ni servicios sociales.