Amplia variedad de eventos sobre el mar

Negocios, turismo y relax a velocidad de crucero

Pullmantur ofrece a las empresas las instalaciones de sus cinco buques para organizar cualquier evento

El buque insignia de Pullmantur, el Sovereign
El buque insignia de Pullmantur, el Sovereign

Los negocios no tienen por qué estar reñidos con el placer. La organización de cualquier evento, convención, reunión o congreso puede escapar de la rutina y combinar perfectamente trabajo, turismo y ocio. Esta es la filosofía que persigue Pullmantur a bordo de sus cruceros. El touroperador español, propiedad de Royal Caribbean, ha apostado por reforzar su área Business Travel & MICE y ofrecer a las empresas soluciones de negocio y relax en alta mar, poniendo a disposición de sus clientes las instalaciones de sus cinco buques con distintos itinerarios y cuatro Boeing 747-400 para facilitar el desplazamiento hasta el lugar de embarque.

Cristóbal Estalella, director de MICE de Pullmantur, explica que la nueva línea estratégica de la naviera busca adaptarse a las necesidades de la demanda corporativa, haciendo de la personalización y la flexibilidad sus señas de identidad en este nicho de negocio, muy maduro ya en Estados Unidos pero poco explotado en España. De hecho, el producto cruceros apenas tiene una penetración del 3% en el mercado español, aunque se espera mantener una tendencia alcista.

Estalella subraya la "importancia de abrir nuevos mercados estratégicos" en un momento complicado para la economía española y el turismo, "dando valor añadido a las compañías con un espacio novedoso y con prestación diferencial acorde a las necesidades de cada uno". Así, para cada agenda, Pullmantur ofrece un servicio integral que, opcionalmente, puede personalizarse y adaptarse a fechas y horarios. Incluso son posibles los itinerarios a media y los vuelos y cruceros chárter.

La naviera brinda a sus clientes la oportunidad de ambientar al gusto todos los espacios públicos y salones privados de sus barcos, equipados con dispositivos electrónicos y audiovisuales. Ofrece además zonas reservadas y ventajas exclusivas, como la prioridad y asistencia en el embarque y desembarque, la selección de asientos en el avión y desplazamientos en transporte privado, entre otras.

Pero las posibilidades no se limitan al barco. Como valor añadido, el touroperador se apoya en las agencias de viajes especializadas para proporcionar un abanico de actividades de entretenimiento y excursiones en tierra con guías oficiales. Es posible sobrevolar ciudades en helicóptero, alquilar autobuses para visitar bodegas y casas rurales donde hacer cursos de cocina, pilotar un 4x4 o hacer snorkel.

Con todo, Estalella subraya que su principal baza y lo que realmente les diferencia de la competencia desde 2005 es el régimen todo incluido que, según un estudio de mercado realizado por el grupo, permite ahorrar a las empresas más de un 35% respecto a la contratación de un servicio similar en tierra. "Basta con pedir un presupuesto para comparar", dice. "Es un incentivo ideal para directivos, empleados e invitados a precios atractivos, asegura Estalella. Las tarifas, negociables en todos los casos, varían no obstante en función de la temporada y del nivel de personalización que requiera el evento. El precio medio es de 60 euros por persona y día.

Los grupos suponen alrededor del 25% de la facturación de Pullmantur en el segmento cruceros, que el pasado ejercicio ascendió a 409 millones de euros. Pese a la crisis, el touroperador ha registrado en los últimos años un incremento continuado de pasajeros. Para este año, esperan un crecimiento de usuarios del 7% con respecto a 2010.

El grupo Pullmantur tiene una cuota de mercado en España del 42%; seguido de Iberocruceros, con el 17%; Costa Cruceros, con el 13%; Royal Caribbean, con el 12%, y de MSC, con el 11%.

España es el cuarto país de Europa por volumen de pasajeros en el mercado de cruceros, por detrás de Reino Unido, Alemania e Italia.

Ocho rutas diferentes por tierra, mar y aire

Con una flota de cinco buques propios, Pullmantur permite a las empresas diseñar todos sus eventos en aguas del Mediterráneo, el Caribe, el Báltico, el Atlántico y el Pacífico, donde opera ocho rutas diferentes. En cada puerto, los grupos pueden disfrutar de las playas o reservar circuitos terrestres para ver ciudades o practicar actividades de aventura.

Uno de los itinerarios es Brisas del Mediterráneo para conocer la selecta Costa Azul, ver en directo el Gran Premio de Fórmula 1 de Montecarlo, en Mónaco, pasear por los pueblos de la Toscana y sobrevolar sus urbes.

A partir del mes de noviembre, temporada baja en España, los barcos zarpan al Caribe, donde es posible bañarse en playas paradisiacas y descubrir la Riviera Maya y Cancún.

Pullmantur también comercializa minicruceros con una duración inferior a la que tienen estas rutas.