Advierte que puede rebajarla en el corto plazo

S&P asigna a Bankia la máxima calificación en sus cédulas hipotecarias

La agencia Standard and Poor's (S&P) ha asignado hoy la máxima calificación a las cédulas hipotecarias de Bankia, aunque al mismo tiempo ha puesto la nota en perspectiva negativa, con lo que advierte a la entidad de que puede rebajarla en el corto plazo.

Sin embargo, en un comunicado remitido por Bankia, el grupo explica que la perspectiva negativa se debe a que S&P no ha completado el "análisis detallado del conjunto de activos hipotecarios" de las siete cajas integradas en el grupo.

Bankia, formado por Caja Madrid, Bancaja y las cajas Insular de Canarias, Laietana, Ávila, Segovia y Rioja, informó también a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que sus cédulas hipotecarias pasan a estar clasificadas como "AAA".

La triple A es la mejor nota que asignan las tres principales agencias de calificación y equivale a una "matrícula de honor" con la que se reconoce la máxima fiabilidad y estabilidad de una inversión.

Para asignar esta nota, S&P ha analizado la composición de la cartera hipotecaria de la entidad y ha valorado el grado de garantía adicional que esta cartera ofrece a las emisiones de cédulas hipotecarias.

La calificación por parte de S&P de estas cédulas hipotecarias llega en la misma semana en la que la agencia asignó a la deuda a largo plazo de Bankia un "notable bajo", la misma calificación que tenía su sociedad matriz, el Banco Financiero y de Ahorros (BFA).

Ese mismo día, S&P rebajó la calificación del BFA tres escalones para dejarlo en un "aprobado bajo", a las puertas del "bono basura".