Cierre de sesión

Las Bolsas europeas: positivo in extremis

Hemos tenido una primera parte algo insulsa, pues todo el mundo era consciente de que la verdadera sesión empezaría tras el dato de empleo de EE UU. El rey de los datos, y el que más movimientos provoca en las reacciones post cifra.

Una vez conocido el dato de empleo hemos pasado a números rojos importantes, ya que el mismo ha sido claramente peor de lo esperado, y viene a confirmar, lo mismo que otros muchos números macro que hemos visto en los últimos tiempos, que la economía de EE UU está retrocediendo de nuevo. De momento solo retrocediendo, pero desde luego no parece que se haya conseguido a pesar de las cantidades ingentes de deuda asumidas por la FED, relanzarla en condiciones.

Pero, esta solo ha sido media clave de la sesión. Hablemos de la otra media.

Es difícil que haya algo para los mercados más importante que el dato de empleo de EE UU, pero en los últimos tiempos, lo que pase en Grecia también es vital.

Cuando las cosas andaban realmente flojas, ha aparecido la noticia de que Grecia notificaba que habían conseguido superar la difícil prueba de la inspección, o visita como llaman algunos diplomáticamente, de la UE, del FMI y del BCE.

En cuanto esta noticia ha empezado a circular, Europa ha respirado con alivio y se ha vuelto a dar la vuelta en esta ocasión al alza. Además todos los spreads y credit default swaps de deuda periférica se han relajado fuertemente. Wall Street en cambio seguía bajista afectado por el dato de empleo.

Posteriormente, ya de manera más oficial, sus acreedores han comunicado que a principios de julio podría estar disponible el próximo tramo de ayuda a Grecia. Han dicho que Grecia ha conseguido avances importantes, pero que las reformas fiscales y estructurales se han de acelerar.

Aún queda que los ministros de finanzas de la eurozona y también la cúpula del FMI liberen los pagos.

En fin, creo que este nuevo rescate a Grecia, puede que sea el mal menor, pero desgraciadamente no creo que hayan demasiados operadores en el mercado, que no sean conscientes, que es un capítulo más, dentro de una crisis que está muy lejos de cerrarse. Sería casi un milagro que tarde o temprano no se necesite reestructurar de alguna manera, y sería un milagro que dentro de no demasiado tiempo los mercados vuelvan a presionar.

Desde el punto de vista técnico el futuro del Eurostoxx sigue absolutamente lateral con muy pocas perspectivas de salida por el momento. En el corto plazo sigue bajista.

El futuro del Ibex por su parte forma un triángulo descendente desde febrero. La base del triángulo es siempre el 10.000. No hay que perderlo de vista. La directriz bajista del triángulo pasa por 10.700.

Repasemos para terminar dada su importancia, como ha sido la cifra de empleo:

Creación de empleo no agrícola queda en 54.000, peor de lo esperado que era 150.000. El dato de abril se revisa a la baja de 244.000 a 232.000.

Creación de empleo privado queda 83.000, peor de lo esperado que era 175.000. El dato de abril se revisa a la baja de 268.000 a 251.000.

Tasa de desempleo sube al 9,1% peor de lo esperado que era 8,9%.

Media de horas trabajadas queda en 34,4, más alta de lo esperado que era 34,3.

Ingresos por hora quedan en subida de +0,3% mejor de lo esperado que eran +0,2%.

Como vemos, poco que decir. Mucho peor de lo esperado y que es muestra más que clara de una desaceleración de la economía que va a pasar la pelota a la Reserva Federal y su QE2, subiendo más todavía el murmullo del QE3.