_
_
_
_
_
Google afirma que frustó el ataque

Los 'hackers' podrían haber tenido acceso a contraseñas de Gmail durante meses

Google ha anunciado que el miércoles abortó un "plan de robo de contraseñas de cientos de correos electrónicos de Gmail de altos funcionarios de EE UU" y países asiáticos lanzado aparentemente desde China. Sin embargo, varios expertos informáticos afirman que durante meses los 'hackers' podrían haber tenido acceso a datos privados.

Google China
Google ChinaReuters

Google explicó en su blog corporativo que "detectó y desbarató la campaña, realizada a través del phising" e "informó a las víctimas, aseguró sus cuentas y notificó a las autoridades gubernamentales relevantes".

El ataque informático se originó "aparentemente en la localidad de Jinan, en China", y afectó además de altos funcionarios de EE UU, "a activistas políticos chinos, funcionarios de diversos países asiáticos (especialmente de Corea del Sur), personal militar y periodistas".

La compañía estadounidense no especificó la fecha en la que se llevó a cabo el ataque ni reveló la identidad de aquellos usuarios a quienes se les había usurpado la contraseña. Según la nota remitida, los piratas informáticos utilizaban las contraseñas para modificar los sistemas de reenvío directo y derivación a terceras personas de los correos electrónicos de Gmail.

Google remarcó que el ataque "no ha afectado sus sistemas internos" y señaló "hacer público este tipo de cuestiones de seguridad ayuda a los usuarios a proteger mejor su información online".

Sin embargo, expertos en seguridad informática han anunciado que los hackers podrían haber tenido acceso a datos privados durante algunos meses.

La tensión entre Google y China renace

No es la primera vez que el buscador revela intentos de robo de datos en China. En enero de 2010, la compañía anunció que sus operaciones habían sido blanco de ciberataques con el fin de acceder a la correspondencia de disidentes chinos, además de robarle a la empresa códigos y secretos comerciales. La denuncia desencadenó en un cierre temporal de su motor de búsqueda en Chinas.

A mediados de año las tensiones se suavizaron un el Gobierno chino volvió a renovar la licencia de Google. En esta ocasión, fuentes gubernamentales chinas han rechazado las acusaciones de Google y la consideran "inaceptable". "Los ataques informáticos son un problema internacional del que China es también víctima. Las acusaciones de los supuestos ataques son totalmente infundadas y tienen motivos ocultos", manifestó el portavoz de turno del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hong Lei.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_