La familia Pita vende al grupo vasco su 100%

Conservas Garavilla compra la gallega Cuca

Conservas Garavilla, titular de la marca Isabel, gana en tamaño en España. La compañía vasca ha cerrado la compra del 100% del capital de la empresa gallega Cuca, propiedad de la familia Pita, y con fábricas en la Ría de Arosa.

El nuevo grupo de conservas de pescado, tendrá una facturación conjunta de 280 millones, cuatro fábricas en España y una plantilla de 2. 650 empleados.

La operación, que se ha conocido hoy, supone aplicar una estrategia anunciada por Garavilla tras la entrada en su capital del fondo de capital riesgo MCH Private Equity a mediados del año pasado y que supuso la reducción del peso en su accionariado de la familia Garavilla. Entonces se anunció que parte de la inyección de recursos aportados, unos 60 millones, se iba destinar a realizar operaciones corporativas para ganar músculo empresarial.

Conservas Cuca es una empresa familiar creada hace 75 años y que cuenta con plantas en Villagarcía de Arosa (Pontevedra) y Boiro (La Coruña). En 2010 cerró con una facturación de 40 millones de euros y 150 empleados. Esta firma comercializa las marcas Cuca y Massó.

Por su parte Garavilla, cuya principal seña comercial es Isabel, tiene factorías en Mundaka (Vizcaya) y en El Grove (Pontevedra). Además cuenta con factorías en Agadir (Marruecos) y Manta (Ecuador). Su plantilla supera los 2.500 empleados y su cifra de negocio ascendió a 240 millones el pasado año.