Según Bloomberg

La UE abre la puerta a una 'reestructuración suave' de deuda griega

Tras el optimismo vivido ayer con los rumores que hablan de la inminente aprobación de un nuevo tramo de ayuda a Grecia, se vuelven a disparar las alarmas en torno a una reestructuración, en este caso suave, de la deuda del país heleno.

El primer ministro griego, George Papandreu
El primer ministro griego, George Papandreu

Las especulaciones en torno a Grecia no dejan de surgir. Mientras ayer se hablaba de un relajo en las exigencias alemanas para aprobar un nuevo tramo de ayuda a Grecia, hoy se apunta a una 'reestructuración suave' de la deuda helena. Una posibilidad que si viene merodeando desde hace tiempo, siempre había sido rechazada por las altas instancias de Bruselas. Sin embargo, según fuentes cercanas a la Comisión Europea citadas por Bloomberg, está situación puede estar cambiando. A parecer, el nuevo paquete de ayudas oficiales podría incluir incentivos para que los actuales tenedores de bonos aceptasen un canje de estos por nuevos títulos.

Estos nuevos productos que serían intercambiados por los actuales bonos podrían ofrecer un aumento en el cupón ofrecido a cambio de un alargamiento en los plazos. Eso sí, este canje sería siempre voluntario y no conllevaría en ningún caso quitas o pérdidas del principal de la inversión realizada. Además, el objetivo sería que contase con el mayor consenso posible para que no implicase ninguna rebaja en la calificación crediticia de Atenas que podría derivar en un efecto contagio hacia el resto de los países periféricos.

Además, dentro de los incentivos que se incluirían entraría la de calificar como acreedores preferentes a aquellos bonistas que se acogiesen de forma voluntaria a este plan y que estos títulos cuenten con la garantía del Banco Central Europeo (BCE). Medidas que desde l Gobierno griesgo se han apresurado a rechazar al asegurar que todavía no se ha tomado una decisión en fime. "No se ha fijado nada. Todo lo difundido responde a rumores e informes preliminares", ha declarado el portavoz del ejecutivo griego George Petalotis.

Los medios griego ven cercano el acuerdo

Diversos medios griegos han adelantado que las negociaciones entre el Gobierno griego y los expertos de la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre un nuevo programa de austeridad, que estaría incluido dentro del plan de ayudas que conllevará la 'restructuración suave', estarian a punto de concluir. Más concretamente, diversos rotativos adelantan que abntes de este fin de semana se contará con la aprobación ministerial para ser ratificado en el Parlamento griego antes de la cumbre de la UE del 23 y 24 de junio.

Los medios informan que los expertos extranjeros están ultimando un incremento de impuestos que incrementaría la recaudación en 28.400 millones de euros, ademas de los detalles del programa de privatizaciones de empresas, así como de venta y alquiler de propiedad inmobiliaria del Estado, para obtener 50.000 millones de euros adicionales.

Este nuevo programa de austeridad tiene por el objetivo reducir el déficit 6.400 millones de euros más de lo previsto inicialmente para este año y que servirán para cumplir la meta de bajar el déficit del 10,5% al 7,5%. Además servirá para conseguir los 12.000 millones de euros del quinto tramo del rescate exterior otorgado hace un año por la zona euro y el FMI.

La deuda helena reacciona negativamente

La noticias sobre la inclusión de la reestructuración de deuda en el nuevo plan de rescate no han sentado a muy bien a los operadores. Así, la rentabilidad de los bonos griegos a diez años sufre un repunte del 1,25% tras abrir la sesión en retroceso, en línea con la caída del 2,39% que registró ayer. Esta tendencia la viven también los títulos con vencimiento a dos y cinco años, salvándose solo de la quema aquellos con vencimiento a 30 años. La renta variable tampoco es una excepción y el parque ateniense cede casi un 1% tras abrir en verde.