El partido del Barça tuvo 2,1 millones de espectadores menos que en 2009

La Champions en sábado, mal negocio para las TV

El cambio de fechas ideado por la UEFA para las finales de la Champions del miércoles al sábado no resulta una buena idea para las televisiones. Así, 9,88 millones de personas siguieron la victoria del Barça el pasado fin de semana, frente a los 11,95 millones de televidentes del encuentro de hace dos años, también frente al Manchester pero en Roma y los 10,72 millones que siguieron la final frente al Arsenal en 2006.

Leo Messi, tras marcar su gol frente al Manchester United en la final de la Champions del 28 de mayo de 2011.
Leo Messi, tras marcar su gol frente al Manchester United en la final de la Champions del 28 de mayo de 2011.

El Barça arrasó sobre el campo, pero no tanto en televisión. La final disputada frente al Manchester congregó a 9,88 millones de espectadores a través de las retransmisiones de La1 a nivel nacional y de las autonómicas en sus respectivos ámbitos (7,01 millones en La1 y 1.51 millones en TV3). La1 se hizo con el 47% de la cuota a nivel nacional y TV3 con un 49,5% de share en Cataluña, según datos de Optimedia y Barlovento Comunicación.

Este fue la primera final de la competición que disputaba un equipo español en sábado, y la segunda tras el estreno el año pasado entre el Inter de Milan y el Bayern de Múnich. Y el saldo no es precisamente positivo.

En 2009, cuando el FC Barcelona ganó su anterior Liga de Campeones, también ante el Manchester United pero en miércoles, el partido fue visto por 11,95 millones de individuos: 11,31 millones en Antena 3, otros 470.000 en Canal+ y 174.000 en Canal+Liga. Incluso la final entre el Manchester y el Chelsea de hace tres años se acercó bastante (8,43 millones) a la del sábado. El partido del año pasado apenas reunió a 5,6 millones d epersonas, según Barlovento Comunicación.

Uno de los principales directivos de Mediapro, José María Benet, se quejó amargamente el año pasado por la decisión de la UEFa durante unas jornadas organizadas por la escuela de negocios IESE, dado que los sábados las audiencias son menores.

La decisión de cambiar el día de la gran final del miércoles noche al sábado fue tomada por el Comité Ejecutivo de la UEFA en noviembre de 2007, para lograr que los partidos pudisen ser vistos por toda la familia y para que los aficionados tuviesen menos problemas para trasladarse a las ciudades anfitrionas.

Alonso también pierde tirón

El gran premio de Mónaco de Fórmula1, primero de la temporada en el que Alonso se sube al podium. El GP de Mónaco, ofrecido por La Sexta en el mediodía del domingo fue seguido por 4,39 millones de seguidores, lo que supone un 35,9% de cuota. En 2010, esta carrera fue seguida por 4,87 millones de televidentes, el 43,2% de 'share'.