Repartirá 40 millones de acciones entre los mutualistas

Mutua General de Seguros se convierte en una sociedad anónima

La cuarta mutua española, Mutua General de Seguros, ha aprobado hoy en asamblea general su conversión en sociedad anónima, con lo que repartirá 40 millones de acciones entre sus 700.000 mutualistas.

La compañía, como ya hicieron Mapfre y Mútua Madrileña, pasará a denominarse a partir del próximo 1 de enero de 2012 MGS, Seguros y Reaseguros, S.A., según ha concretado la empresa en una nota informativa.

Con la ratificación por parte de la asamblea de mutualistas de hoy y la transformación es sociedad anónima, Mutua General de Seguros tendrá un capital social de veinte millones de euros, que quedará dividido en cuarenta millones de acciones, con un valor nominal de 0'5 euros cada título.

En concreto, cada mutualista recibirá veinte acciones y el resto se distribuirá en proporción a las primas contratadas desde 2008.

Según la empresa, su nueva naturaleza jurídica potenciará "la capacidad financiera de la aseguradora" y abrirá "nuevas vías de desarrollo empresarial" para adaptarse con mayor facilidad a las demandas de un mercado en constante cambio.

En la asamblea de hoy también se han presentado unos resultados antes de impuestos de 11,5 millones de euros en 2010, un 33 % menos que en el ejercicio anterior y lejos de los 17,19 millones que figuran en su informe económico de 2009.

También retrocedieron las primas, y de los 319,2 millones de euros en 2009 han pasado a 301,7 millones, lo que equivale a una contracción del 5,5%.

La siniestralidad se situó en el pasado ejercicio en 145 millones de euros, disminuyendo en 12,2 millones en un año.

Las provisiones técnicas alcanzaron los 753,1 millones de euros y los bienes aptos para su cobertura ascienden a 1.122,5 millones, que según la compañía han generado un superávit de 369,4 millones.

Asimismo, Mutua General de Seguros ha celebrado un margen de solvencia que supera en "más de seis veces el mínimo exigible", recoge el comunicado.

Las inversiones de la cuarta mutua española en valor de mercado se situaron en 1.186,4 millones de euros y los ingresos financieros netos ascendieron a 37,7 millones.