Análisis técnico

Beneficios a la velocidad de la luz

Hoy les traemos un metal que brillará más que oro. Kilómetros y kilómetros de rentabilidad, un gráfico que es un auténtico cohete.

Espectacular vuelta en V
Espectacular vuelta en V

A cualquier trader se le sube la tensión nada más ver el gráfico. Una espectacular vuelta en V en el gráfico de largo plazo, de las que hacen afición, con superación de máximos y en subida libre absoluta ¿se puede pedir más? Se trata del cobre, ese metal que une el planeta de un extremo al otro dentro de los cables de la luz y el teléfono, que se utiliza también en la industria de la construcción, para la fabricación de maquinaria y para acuñar monedas. Merece la pena estudiarlo a fondo, no se ven charts así todos los días, podemos sacar de él muchas lecciones. Empecemos por el largo plazo.

Aquí es donde podemos apreciar la espectacularidad de una vuelta en V, una figura que se explica nada más verla en el gráfico. Desde el año 2002 al 2004 vemos un primer impulso que le lleva de los 1.500 dólares por tonelada a los 2.500. A continuación, un año para desarrollar un canal de aceleración, el 2005, que acaba saliendo a reacción hasta casi alcanzar los 9.000 dólares por tonelada en el año 2006. Sencillamente espectacular, al finalizar la subida de este gráfico mensual podemos apreciar un martillo invertido, que después de un gran estirón del precio nos indica que es la hora de corregir.

Cae hasta la zona 5.000 dólares, algo por encima, en el año 2007, para volver a atacar los 9.000 dólares en el año 2008. Nos dibuja un HCH invertido que no logra romper la clavicular y cae estrepitosamente hasta el entorno de los 3.000 dólares por tonelada a principios del año 2009. Esto nos enseña que no siempre se cumplen las figuras técnicas en los gráficos y, lo que es más importante, lo que viene después de un fallo, en este caso un fallo alcista. De ahí la importancia de las confirmaciones en el trading. ¿Se acuerda en el gráfico del S&P500, el HCH invertido qué estuvo a punto de perder en la zona de los 1.300 puntos?, pues esta es la prueba de los avisos de advertencia en el selectivo americano. Un fallo alcista comporta un éxito bajista y viceversa, nunca hay que olvidarlo.

Petroleo Brent 39,060 -5,194%
Oro 1.875,727 -1,631%
Plata 23,340 -4,928%
EUR x USD 1,1748 -0,398%
IBEX 35 6.474,40 -2,66%
EUROSTOXX 50 2.963,54 -3,49%
DOW JONES 26.519,95 -3,43%
NASDAQ 100 11.142,76 -3,93%
S&P 500 3.271,03 -3,53%

Volvamos al cobre. En los 3.000 dólares nos dibuja otro pequeño martillo invertido que nos indica el final de la corrección a principios de 2009. Nótese la fiabilidad de este tipo de vela tanto para señalar el final de una subida como el final de una corrección, en ambos casos ha funcionado a la perfección. Una vez superado el martillo comienza la gran eclosión, una vuelta en V que nos deja con la boca abierta. Un primer impulso que le lleva hasta los 8.000 dólares en el 2010 seguido de una rápida corrección que le hace descender hasta los 6.000 dólares para continuar con la espectacular subida que en este año consigue superar los 9.000 dólares por tonelada con una vela tipo marubozu que le impulsa más allá de los 10.000 dólares. Sencillamente espectacular.

Actualmente está desarrollando lo que parece una bandera de consolidación antes de volver a la acción. Mientras no se pierdan los 9.000 dólares, el cobre tiene una potencial de subida de los que harán época. No sería extraño verlo en unos pocos años en los 15.000 dólares por tonelada. El chart está en subida libre absoluta, y ya se sabe lo que esto significa, cielo azul para el cobre, no hay resistencia alguna sobre el precio. El martillo que nos dibuja testeando los 9.000 dólares nos avisa que ése puede ser un soporte importante, es posible que intente de nuevo volver a probarlo para dibujar otro martillo.

En el gráfico de medio plazo (el pequeño) podemos ver la bandera consolidativa que está dibujando en estas últimas semanas. Una ruptura de la directriz superior del canal y todo preparado para volver a máximos por encima de los 10.000 dólares, después el cielo. En caso de perder los 9.000 dólares podríamos ver el precio ir a buscar la directriz alcista del medio plazo en los 8.500 dólares, lo que nos avisaría de que nos queda una pata bajista por desarrollar en la bandera de consolidación. Pero nos inclinamos más por la ruptura alcista. En caso de perder esa directriz todo indicaría que podríamos volver a la zona de los 8.500 dólares antes de retomar la subida. En caso de pérdida de esa directriz pueden volver las caídas de manera acelerada.

Muy atentos a las próximas semanas, estas operativas no se ven todos los días, el cielo también puede ser nuestro.