Compensa las pérdidas de 2010 que incluyen los costes del segundo ERE

Spanair reduce capital por segundo año consecutivo para evitar la quiebra

Spanair ha convocado junta de accionistas para el próximo 30 de junio. Por segundo año consecutivo, la aerolínea catalana se propone una reducción de capital para compensar pérdidas y eludir la quiebra. Además aprobará un plan de entrega gratuita de acciones a pilotos.

Ferran Soriano
Ferran Soriano

La crisis económica, los precios de los combustibles y el exceso de oferta golpean al negocio de la aviación comercial y ponen en severas dificultades a las aerolíneas más débiles.

Spanair, la compañía propiedad de un colectivo de inversores institucionales y privados catalanes (89,4%) y del grupo escandinavo SAS (10,6%), ha convocado su junta general ordinaria de accionistas para el próximo 30 de junio. En el punto quinto del orden del día plantea que se trate una operación de "reducción del capital social mediante reducción del valor nominal de cada acción, por pérdidas".

Fuentes de la empresa que preside Ferran Soriano dijeron que la compañía no va a desvelar el montante de los números rojos que se reconocen en la convocatoria de la junta "hasta que se comunique en la información obligatoria al registro mercantil". Explicaron que las razones de la operación son las mismas que ya obligaron el año pasado a una iniciativa similar aprobada en una junta de accionistas extraordinaria el 26 de mayo de 2010. En aquella ocasión la aerolínea aprobó una reducción de capital de 56,95 millones "para compensar las pérdidas acumuladas por la compañía y equilibrar su balance". La medida se aplicó mediante una reducción del nominal de las acciones, que pasó de un euro a quince céntimos.

La junta ordinaria se celebrará el 30 de junio y renovará el consejo

Los números rojos que obligaron a la reducción de capital aprobada en la junta de mayo 2010 correspondieron al ejercicio de 2009 y alcanzaron una cuantía de 186,4 millones. Este dato supuso una mejora en relación al ejercicio precedente cuando la compañía aérea cerró su ejercicio fiscal con pérdidas por 214 millones.

Fuentes sindicales dijeron que los números rojos de 2010 pueden sufrir una reducción importante en relación al año anterior, aunque situaron las pérdidas por encima de los 60 millones. En esta cantidad se incluye una parte de las indemnizaciones del segundo expediente de regulación de empleo hecho después de que abandonaran la empresa sus propietarios tradicionales españoles, los dueños de la quebrada Marsans.

Hace días se conoció que en la información legal facilitada por SAS se reconocía que en caso de que Spanair fuera a la bancarrota la exposición total del grupo escandinavo sería de 200 millones de euros.

El 5% de las acciones para los pilotos

La junta de accionistas de Spanair abordará la aprobación del plan de entrega gratuita de acciones para su colectivo de pilotos y la emisión de los títulos de las acciones. Fuentes sindicales han explicado que este plan fue pactado entre la dirección de la empresa y el sindicato Sepla en Spanair en compensación por la cesiones que los tripulantes realizaron con motivo de las reestructuraciones con reducción de personal que se han vivido durante los cuatro últimos años. La cuantía de la cesión gratuita se fijó en su día en un 5% del las acciones de Spanair en un momento en el que la aerolínea tenía un capital total de 100 millones de euros. En la junta del año pasado se iba a plantear la aprobación del plan, pero la operación de reducción de capital impidió que las partes se pusieran de acuerdo.

Por otra parte, los días 2 y 3 de junio se celebra una de las reuniones anuales de Star Alliance en Barcelona con Spanair como anfitrión. El encuentro se considera un espaldarazo de la alianza a la aerolínea en un momento delicado.