Ratificado José María de la Vega como director general

Caja España-Duero aprueba las cuentas de 2010 con un beneficio de 47,1 millones

Caja España-Caja Duero ha aprobado este jueves las cuentas de 2010, que arrojan un beneficio neto consolidado de 47,1 millones de euros, después de hacer frente a la reestructuración de oficinas y personal tras la integración de las dos entidades fusionadas y destinará una cuantía de 15 millones de euros para la Obra Social en 2011.

Estos puntos fueron aprobados en la Asamblea General celebrada este miércoles, una reunión que, presidida por Evaristo del Canto, ha servido también para aprobar las el informe de gestión correspondiente al año 2010, el primer ejercicio conjunto tras la fusión de las dos entidades. Además, se ha ratificado el nombramiento de José María de la Vega como director general de la entidad.

En la Asamblea se repasaron los principales epígrafes del balance y la cuenta de resultados. El total de activos de la Caja y su grupo consolidado se situaba a final de diciembre de 2010 en 45.671 millones de euros, según informó Caja España-Caja Duero en una nota recogida por Europa Press.

En cuanto a la inversión crediticia en esa fecha, se elevaba a 29.000 millones de euros y el total de recursos gestionados de clientes alcanza los 38.239 millones de euros, mientras que el volumen total de negocio que mueve Caja España-Caja Duero es de 68.402 millones de euros.

Durante el año 2010 se llevaron a cabo numerosas actividades de carácter sociocultural y asistencial, concretamente, 6.285 de las que se beneficiaron 7,4 millones de personas.

Compromiso social

La nueva Caja ha reiterado su compromiso con la Obra Social, para la que destina una inversión de 15 millones de euros en 2011, en un contexto caracterizado por la contención presupuestaria derivada de adversa coyuntura económica.

Esta importante dotación aprobada ayer por la Asamblea General supone mantener la apuesta de la entidad en su área geográfica de actuación con un presupuesto asignando que se sitúa en la media del sector de las cajas de ahorro españolas y "fiel" a los principios rectores con los que se gestiona la Obra Social.

La Asamblea General ha dado el visto bueno a un presupuesto que pone el acento en las actividades de contenido social y asistencial, dada la coyuntura actual de crisis y las necesidades detectadas en la sociedad.

De este modo, se destinará un 36 por ciento del importe a programas de asistencia social, un 33 por ciento a actuaciones culturales y de tiempo libre, un 13 por ciento a capítulos de educación e investigación y un cuatro por ciento revertirá en el cuidado del patrimonio histórico artístico y natural.

Instalaciones

Al mismo tiempo, la Caja mantendrá sus múltiples instalaciones: residencias de ancianos, centros de educación, hogares del jubilado, albergues juveniles, bibliotecas y salas de exposiciones, entre otras. Las salas de exposiciones de la entidad acogerán la obra de más de 300 artistas, mientras que los salones permitirán que se celebren 2.000 actos socioculturales y durante 2011 los tradicionales conciertos en las catedrales, que coinciden con la efeméride del Día Mundial del Ahorro, se celebrarán en seis localidades.

Caja España-Caja Duero prevé realizar más de 700 colaboraciones con asociaciones y entidades sin ánimo de lucro en Castilla y León, Extremadura y en el resto del territorio en el que la Caja mantiene su actividad.

Además, continuará con el mantenimiento de tres residencias de mayores y 21 centros de la tercera edad. La llamada tercera edad sigue es un cliente "preferente" para la Caja, especialmente en la zona rural y la atención a este segmento de población hace que en 2011 la Obra Social realice un esfuerzo importante por mantener la actividad en estos centros.

Más de 400 personas disfrutan de su descanso en las residencias de Caja España-Caja Duero y en torno a 8.000 personas pasan diariamente sus ratos de ocio en los centros de mayores, en los que asimismo se desarrollan actividades lúdicas, culturales y formativas. Además, la Caja colabora con más de 250 asociaciones de mayores.

Por otra parte, la Obra Social organizará actuaciones de magia en 65 localidades de la zona rural que disfrutarán más de 10.000 personas, tanto adultos como menores.

Niños y discapacitados

Además, 50.000 niños y personas discapacitadas disfrutarán de las instalaciones de tiempo libre a través de programas de actividades, como Biodivertido y las Aulas de Naturaleza los niños aprenden a conocer el entorno rural y sus diversidades.

Más de 400 colegios participan en el programa de Atletismo Divertido con más de 10.000 participantes. Asimismo, Caja España-Caja Duero ayuda a que más de 250 asociaciones deportivas puedan desarrollar su actividad, de las que se benefician más de 200.000 personas y apoya al deporte base en la mayor parte de las especialidades deportivas.

En cuanto al mantenimiento del patrimonio histórico artístico, se apoya desde los convenios que la entidad mantiene con los distintos obispados y en algunos casos con la Junta de Castilla y León, así como con colaboraciones directas.

En este contexto, a lo largo de 2011 la Caja prevé la realización de más de 80 intervenciones en localidades rurales de Castilla y León.