Cierre de sesión

Grecia añade confusión a la confusión

Iniciábamos la sesión con ganas de rebotar. El cierre en positivo de Wall Street y el sector de energía que estaba fuerte apoyaba el rebote pero ha durado bien poco.

La presión bajista ha aparecido enseguida ante la ceremonia de la confusión total que tenemos instaurada con Grecia.

Nadie ve una solución a corto plazo, nadie sabe como arreglarlo, nadie cree que esto no termine con una quita de mayor o menor cuantía. Y así es muy difícil para las Bolsas. Lo peor es la incertidumbre, y en Grecia no quedan ya golpes de efecto, salvo que apareciera una civilización alienígena que quisiera pagarle la deuda, y eso hoy por hoy no parece fácil.

El economista jefe del FMI comenta que ningún país se recalienta, tampoco China. Asegura que el final del helicóptero será una cuestión menor para el mundo. Comenta que EE UU necesita tipos bajos otro año.

Respecto a Grecia dice que la reestructuración no es una receta mágica, tiene riesgo de contagio, aunque su reestructuración no afectaría de manera importante la recuperación mundial. Eso sí ve que Grecia necesita un período de ajuste de 10 años.

Desde luego algunas de sus opiniones son algo polémicas.

No hay mucho más. De fondo, lo mismo que hace muchos días, los problemas de la deuda de la periferia de la Eurozona y palabras acerca de que no va a ser capaz de Grecia de pagar sus deudas. Esto no lo dicho cualquiera, sino el antiguo jefe economista del Banco Central Europeo, Otmar Issing.

González Páramo, comenta que es absurdo decir que un país se va a salir del euro. Igualmente dice que la única solución que tiene Grecia es tomar medidas apretando los dientes y privatizando más activos públicos. Pasando a España asegura que debe garantizar que las comunidades van a cumplir los objetivos de déficit para calmar al mercado.

Junker acaba de asegurar que no hay ningún problema con España. Pues menos mal. :-)

Los datos macro en EE UU tampoco han ayudado en nada.

El de paro semanal ha mostrado un aumento de las peticiones de paro por encima de lo esperado, y sobre todo ha quedado por debajo de lo previsto la cifra de PIB. Vamos a darle un repaso:

PIB preliminar del primer trimestre sube 1,8% cuando se esperaba 2,1 %.

Deflactor 1,9% que era lo esperado.

Gastos del consumidor suben 2,2 % desde el 2,7% anterior. Gastos de negocios suben 3,4 % desde el 1,8% previo. Inversión inmobiliaria baja 3,3 %

Y poco más que contar en el día de hoy. La tendencia a corto plazo sigue siendo bajista en Europa, y en el mejor de los casos a lo máximo que parece podemos aspirar es a irnos a partes altas del rango lateral. Hoy por hoy salir del lateral en el que se mantiene el futuro del Eurostoxx desde hace más de un año parece imposible con la espada de Damocles de Grecia encima de la cabeza.

Y gracias que en EE UU siguen escondiendo el polvo de su deuda debajo de la alfombra que si no aún podría ser peor. Lo malo es que la alfombra empieza a tener bultos de tanto polvo acumulado debajo...