El beneficio de la británica mejora un 39%

El boom del lujo en China favorece a Burberry

La apuesta de la empresa de artículos de lujo Burberry por los países emergentes no parece desatinada. La demanda de los compradores chinos ha ayudado a mejorar los resultados correspondientes al último ejercicio.

Tienda de Burberry en Londres
Tienda de Burberry en Londres

Los ingresos de Burberry en el último ejercicio, cerrado el 31 de marzo, han aumentado un 27%, hasta los 1,5 millones de libras, ayudados por un mayor reclamo procedente de China, según el comunicado de la empresa.

Asimismo, el beneficio antes de impuestos y partidas extraordinarias asciende a 298 millones de libras -un 39% más-, Esta cantidad supera los pronósticos de los analistas pero es acorde a las previsiones que Burberry realizó hace un mes, cuando anticipó los resultados del segundo semestre. Respecto al dividendo, éste subirá un 43% respecto al ejercicio precedente, 20 peniques por acción.

Las perspectivas de la firma británica para el próximo ejercicio 2011-12 contemplan una "modesta mejoría" del margen operativo, que el último curso registro un alza del 15,6%. Esta mejora dependerá, no bstante, de la evolución del negocio en el la segunda mitad del año, ya que la rentabilidad en el primer semestre probablemente sea inferior a la de un año antes, explicó la compañía.

La estrategia pasa por las tiendas

Burberry aumentará la inversión en nuevas tiendas y en la mejora de las ya existentes para exprimir al máximo el tirón de los bienes de lujo, dijo el jueves. Así, gastará entre 180 y 200 millones de libras hasta marzo de 2012 en las aperturas y remodelaciones de los comercios ubicados en urbes como Londres, París, Chicago, Hong Kong, Shangai y Sao Paulo.

La recuperación del mercado del lujo ha conservado la pujanza respecto al año pasado, contradiciendo los peores pronósticos que hablaban de una grave repercusión de los planes de austeridad en Europa y de las medidas para contener el rápido crecimiento de las economías emergentes.

La reestructuración en España, prácticamente terminada

La reestructuración de la división española, anunciada en febrero de 2010, está prácticamente terminada. Así lo asegura el comunicado de Burberry.

Los nuevos planes de la firma británica para España establecieron la supresión de la colección nacional a partir de la temporada otoño/invierno 2010, con lo que se eliminaba la filial encargada del diseño y la comercialización exclusiva para este mercado. Desde la campaña de primavera/verano de 2011, en las tiendas españolas solamente se distribuye la colección global. Asimismo, la división española ha quedado integrada dentro de Burberry Europa.

En las cifras del último ejercicio se han excluido las cuentas referentes a Burberry España. En el segundo semestre del ejercicio fiscal las ventas en España cayeron 66%, hasta 17 millones de libras desde los 50 millones del mismo periodo del ejercicio anterior. Este desplome fue determinante para la puesta en marcha de una nueva estrategia en el mercado español.

Las ventas iniciales de la colección global de primavera/verano 2011 en España ha contribuido un 2% al crecimiento del 25% subyacente en el año completo, afirma Burberry.